Egresada de LUZ. Diseños con marca y sello venezolano en Chile

Arquitecta graduada en Maracaibo, en La Universidad del Zulia, y sus diseños están llamando la atención de muchos empresarios en Santiago de Chile, ella es Jessica Finol Siu.

Graduada en La Universidad del Zulia, Finol Siu, de 38 años, lidera el equipo de Siugroup Spa @Siugroup , ya es referencia en el refrescamiento de marcas comerciales, asesorías y diseño de interiores.

Ella está en un equipo de trabajo con profesionales que se esfuerzan mostrar un sello distintivo en sus diseños.

Con diseños modernos combinados con elementos urbanos y el máximo aprovechamiento de los espacios interiores con formas y colores, Finol Siu es una ejemplo a seguir entre la diáspora en la nación austral.


En Venezuela, trabajó con laboratorios Ailamed, destacó como diseñadora de interiores en hoteles del centro del país, fue gerente de mantenimiento y compra de mobiliario para el Grupo Fernández y lideró la construcción de una granja porcina de 13.000 hectáreas.

«Mis comienzos no fueron precisamente al graduarme, ya desde antes trabajaba cómo colabora oficial del instituto de investigaciones del turismo de la facultad de arquitectura, además tenía clientes de Laboratorios Lainca que hoy día aún siguen confiando en mi.!» expresó en su cuenta IG.

Tras casarse, fundó InnovarQ20 CA, empresa con la que se dedicó a la venta e instalación de láminas y revestimientos 3D, pero por la crisis decidió emigrar y lo hizo en marzo de 2018.

Su primer empleo en Chile fue como supervisora de estructuras metálicas para un centro cultural de la Municipalidad. Duró dos meses y a la semana encontró un puesto en una oficina en Lo Barnechea.

Allí aprendió muchísimas cosas del patio y creó la cuenta @arquitectosvenezolanosenchile.

Con la llegada de la pandemia, y junto con su esposo, decide conformar Siugroup SPA, para vender artículos de ferretería, pero poco a poco, clientes amigos, empezaron a pedirle que diseñara su local, oficina o casa y como ya realizaba trabajos con la Wrangler del Costanera, apostó por esa vía.

Hoy su estudio cuenta con un equipo de 5 personas. Su esposo se encarga de las obras.

“Ya llevamos 52 clientes satisfechos. Ha sido difícil sí, pero creo que con determinación y un propósito claro, todo es posible”.

Tomado de Crónicas de Chile

Deja un comentario