«Tetismanía». Llevó el sabor criollo a Chile y logró su emprendimiento

Llevó el tradicional sabor de su tierra hasta Chile, y con mucha creatividad y esfuerzo, ahora tiene su emprendimiento con las ricas «tetas».

Su historia es como muchos venezolanos, comenzó con una cavita y 10.000 pesos que le «prestó» su esposo. Así, Victoria Fernández inició uno de los emprendimientos venezolanos más pujantes de Santiago: Tetismania, la primera marca de los tradicionales helados criollos en Chile.

Victoria salió de su natal Caracas en julio de 2016 con destino Ecuador y en abril de 2017 llegó a territorio austral embarazada y con su esposo.

«Cuando tuve a mi bebé jamás pensé en dejarla al cuidado de otra persona. Decidí qué podía hacer algo por mi cuenta», sostiene.

Su esposo salía de un restaurante tradicional y luego trabajaba en uno de sushi. Llegaba a casa prácticamente solo a dormir y, sin embargo, no hacía suficiente dinero para cubrir todos los gastos. Así Vicky empezó a hacer hand rolls que vendía en la salida del Metro en Santiago de Chile.

Allí se colocaba con su beba y no le fue mal, pero la llegada del invierno le impidió seguir.

Según la cuenta IG de Crónicas de Chile, ella se mostró motivada por los cursos para emprendedores que impartía la Municipalidad de Santiago en la primavera de 2018 le quitó dinero a Styven y se fue al Mercado de La Vega. Había decidido vender tetas (helados).

«Recuerdo que al primer día que salió el sol después de hacer mis heladitos, salí con mi cava, mi beba y mucha pena. Llevaba de coco, oreo, fresa y toddy.

Desde ese día a todo el mundo que pasaba le fascinaba mi idea y me compraban. En instagram fuimos un boom porque en ese momento no había venta de tetas en Santiago», detalla.


Luego empezaron a pedirle por delivery y llovieron solicitudes de ventas al mayor. Decidió mudarse a un apartamento más grande y compraron un freezer. Fue tal el crecimiento que Styven renunció a su trabajo y se incorporó al negocio.

«Empecé a hacer hasta 2000 tetas semanales, y desde ese entonces crecemos. Este mes cumpliremos 3 años. Tenemos casi 20 aliados y más de 20 sabores», asegura. Hoy vende además, tinitas y vasos grandes.

Crónicas de Chile

Deja un comentario