Un 31 de julio de 1914 reventó el Zumaque I en Mene Grande

Solo quedan los recuerdos, las historias del cambio irremediable y observar con aíre de añoranza lo que fue; pero también con el pesar reflexivo de lo que pudo ser una zona que nunca recibió lo que produjo, esos son los pensamientos cuando cada año se recuerda el pozo petrolero Zumaque I.

Un 31 de julio de 1914 cambió la historia de Mene Grande, la Costa Oriental del Lago y del Zulia, y todas las miradas voltearon a ese rincón del mundo.

Como un testigo, el cerro La Estrella es fiel huella de lo que fue la industria petrolera, en su borde, podemos observar sus viejos brotes de mene.

Ese día, el Zumaque I o MG-1 fue el primer pozo productor de petróleo en territorio venezolano. Para julio de 2014, el pozo aún se encuentra activo -aunque con una producción simbólica, entre los 18 y 20 barriles diarios- lo cual lo convierte en el pozo activo más antiguo del país.

Está en lo más alto del cerro La Estrella y es la señal para todos sus habitantes de la existencia de la riqueza que se extrajo y que quizás nunca fue retribuida como merecía.

En el sitio fue colocada una placa conmemorativa del hallazgo del yacimiento y de la nacionalización de la industria petrolera el 1 de enero de 1976.

El Zumaque I, con una profundidad total de 135 metros (443 pies) inició exitosamente la producción miocena del campo «Mene Grande» con 264 barriles diarios de producción de un crudo de 18° API, en flujo natural.

Entre los equipos de perforación se utilizaron una cabria de madera construida en el sitio y un taladros de percusión; por ello se presentaron graves problemas para dominar la presión del yacimiento, lo que ocasionó el reventón del pozo. En aquella época, los reventones eran frecuentes al llegar a los horizontes petrolíferos.

En un informe final se seleccionaron las parcelas de explotación -24 de ellas ubicadas en el área de San Timoteo- y recomendaron la inmediata perforación de un pozo en la parcela Zumaque, cercana al pueblo de Mene Grande. Los equipos de trabajo para realizar la perforación, fueron movilizados desde el puerto de Maracaibo en las goletas Fride, Gazela y Electra.

En abril de 1914 se dispuso entonces la perforación del pozo en un anticlinal del Cerro “La Estrella”, denominado así por la llamada máquina estrella que se utilizó para su perforación.

 

Toda esta región comprendía un área selvática, que tuvo que ser despejada para la instalación del pozo. Muchos trabajadores del campo, sin ningún conocimiento en materia petrolera, trabajaron a altas temperaturas, sin agua potable, sin servicios médicos y tan solo con las herramientas propias de un agricultor, para dar comienzo a la explotación petrolera.

La instalación del pozo a manos de quienes hasta ese momento fueron humildes campesinos simbolizó el profundo e irreversible cambio en la actividad comercial del país, que convirtió desde ese momento al petróleo en el principal eje de la economía nacional. Para el 25 de julio de 1914 el pozo alcanza una profundidad de 135 m y se inicia exitosamente la producción de crudo por flujo natural. El 31 de julio de 1914 se declara su utilidad comercial con una tasa de producción de 264 barriles diarios con una gravedad específica de 18°API.

Luego de este importante hallazgo la misma Caribbean Petroleum Co., en el año 1917, se ve en la obligación de instalar la Refinería San Lorenzo en la población lacustre de San Timoteo.

Con una capacidad de 8000 barriles diarios, la refinería San Lorenzo fue una de las más modernas de aquella época y la primera de su tipo en Venezuela, constituyendo un paso agigantado en el desarrollo del campo petrolero Mene Grande que marcó el rumbo de la explotación de hidrocarburos en la nación.

Mene Grande fue pionero de la lucha sindical en Venezuela, creando un sindicato petrolero en 1925 que fue vetado por el régimen dictatorial de Juan Vicente Gómez. Desde el Zumaque-1 el 14 de diciembre de 1936, al año de la muerte de Gómez, se convoca la primera gran huelga petrolera de la historia venezolana, la cual fue duramente reprimida por el general Eleazar López Contreras.

Allí, ese lugar se firmó la nacionalización de la industria petrolera en Venezuela, otro hito que cambió la historia económica del país.

Hoy, ese pozo está en manos de Petroquiriquire, que es una empresa mixta de Pdvsa con Repsol.

Fuentes Varias

Deja un comentario