El primer latino. Un venezolano en el equipo olímpico de Refugiados del Mundo

Un joven venezolano de 24 años de edad, que desde niño había soñado con participar en unos Juegos Olímpicos, es el primer latinoamericano en usar el estatus de refugiado en una cita olímpica.

Entre los países de origen de los atletas miembros de este equipo están: Sudán del Sur, Siria, Afganistán, Eritrea, República Democrática del Congo, Camerún, Irán, y ahora Venezuela.

A la edad de 18 años, Sella obtuvo un lugar en la selección nacional de Venezuela. Formó parte del equipo durante siete meses, hasta que él y los otros miembros más nuevos fueron despedidos por falta de recursos.

Cuando fue invitado a un torneo de box en Trinidad y Tobago, en 2018, Sella buscó asilo en este país, dejando atrás prospectos olímpicos.

Acnur, la Agencia de la ONU para los Refugiados, trabaja en estrecha colaboración con el Comité Olímpico Internacional (COI) y el Comité Paralímpico Internacional para apoyar a esos atletas, en parte a través de las Becas para Atletas Refugiados del COI, que brindan a los aspirantes a atletas olímpicos el apoyo financiero que necesitan para entrenar.

Eldric Sella envió correos electrónicos preguntando sobre el programa y, en diciembre pasado, recibió una beca del COI.

“Cuando obtuve la aprobación para estar en el programa, sentí que estaba de nuevo en mi camino. Me siento vivo otra vez”, recordó.

Por segunda vez en su historia, los Juegos Olímpicos dan la bienvenida al Equipo Olímpico de Refugiados del COI. 

Deja un comentario