En Cabimas. Vecinos de Campo Blanco y Miraflores se ahogan en aguas servidas

En total estado de contaminación ambiental viven los habitantes  de las urbanizaciones Campo Blanco y Miraflores de la parroquia Carmen Herrera del municipio Cabimas, a consecuencia de las aguas servidas que se depositan en los patios de sus casas  y transitan libremente por sus callesLa situación fue denunciada por los propios habitantes de la zona,  como es el caso de María León , quien expresó que desde hace más de 4 años viven con el desbordamiento de aguas negras en las calles, pero en el último año la situación se ha agravado pues las aguas negras están ya dentro de las casas “ahorita no podemos ni usar los baños y los patios están anegados, imagínese  el calvario que padecemos cada vez que sentimos la necesidad fisiológica de usar el sanitario; situación que es peor en horas de la noche”.

 

Refiere que a lo largo de estos años se han cansado de enviarle cartas tanto al alcalde Pedro Duarte como al Gobernador Omar Prieto, pero ninguno les dan respuesta; “son entes totalmente ineficientes que unidos a Hidrolago forman el trío de la inoperancia e ineficiencia; necesitamos que se ocupen de darle solución al problema de las aguas servidas, que ya se han convertido en un problema de salud pública”.

Totalmente colapsadas de aguas servidas  se encuentran las salas sanitarias en estas urbanizaciones de Cabimas.

León manifiesta que su situación es peor que la del resto de los vecinos pues “tengo un hijo discapacitado que por su condición especial no entiende y se mantiene en el fondo, además de aspirar ese hedor sufre de epilepsia y se ha caído en ese losar que esta convertido el patio, poniendo en peligro su vida”.

Por su parte Henry Padrón  mostró el deterior de las calles, que han causado las aguas negras, además manifiesta que no puede dormir porque el hedor se mete a través del aire acondicionado lo cual la asfixia y no puede descansar tranquilo, “ya ni comer puede uno por lo desagradable que es el mal olor dentro y fuera de la casa. Estamos  viviendo una verdadera calamidad”.

Igualmente la problemática de estas comunidades de Cabimas también fue denunciada por  Richard Colina y Aidalis Avendaño, dirigentes políticos de Primero Justicia, quienes  pudieron contactar esta realidad al visitar la zona para hacer contacto directo con lo vecinos y conocer más de cerca sus problemáticas , la cual ha sido denunciada en reiteradas oportunidades y los entes gubernamentales hacen caso omiso al clamor del pueblo.

Colina y Avendaño expresaron que a través del programa de acompañamiento y apoyo que mantiene el partido Primero Justicia, buscaran junto a los vecinos de Campo Blanco y Miraflores que tanto la  gobernación como la Alcaldía e Hidrolago, cumplan con su prestación de servicio a las comunidades y eviten así un problema de salud que sin duda con la pandemia de Covid-19 es un problema latente.

 

 

 

Deja un comentario