Asesinan a tiros al Presidente de Haití, Jovenel Moise

En horas de la madrugada de este miércoles 7 de julio, la muerte de manera trágica sorprendió al presidente de Haití, Jovenel Moise, luego de  ser sometido por un grupo de personas armadas que atacaron la residencia privada en Puerto Príncipe.

La muerte del presidente Moise fue confirmada por el primer ministro de la isla caribeña Claude Joseph.

En el asalto resultó herida de bala la primera dama, Martine Moise, que está recibiendo cuidados médicos, según un comunicado firmado por Joseph, quien hizo un llamamiento a la calma.

De acuerdo al comunicado del gobierno haitiano el crimen contra el presidente fue cometido a la una de la madrugada por un grupo de personas armadas que atacaron la residencia privada del mandatario en Puerto Príncipe, hiriéndolo de muerte.

«Esta mañana mismo, a la una de la mañana, 7 de julio, un grupo de personas no identificadas, que hablaban en español e inglés, asesinaron al presidente de la República. El presidente ha muerto a causa de sus heridas», dijo el primer ministro interino.

Joseph llamó a la calma de la población y aseguró que la «situación de seguridad del país está bajo control» y condenó el magnicidio, que calificó como «un acto de barbarie».

El asesinato se produce dos meses antes de las elecciones presidenciales y legislativas convocadas para el próximo 26 de septiembre, unos comicios en los que Moise no podía ser candidato.

Moise había convocado para la misma fecha un referéndum para aprobar una nueva Constitución, un proyecto que no contaba con el apoyo de la oposición ni de la comunidad internacional.

Haití atraviesa una fuerte crisis política desde mediados de 2018 y vivió su momento más grave el pasado 7 de febrero, fecha en la que Moise denunció que la oposición, con el apoyo de jueces, tramaban un golpe de Estado.

De forma paralela, Haití atraviesa una honda crisis de seguridad, que se ha agravado en especial desde comienzos de junio por luchas territoriales entre las bandas armadas que se disputan el control de los barrios más pobres de Puerto Príncipe.

El Mundo

Deja un comentario