Pescar en el Bulevar costanero una alternativa para paliar la crisis alimentaria de algunos cabimenses  

La pesca artesanal se ha convertido en una alternativa para muchos padres de familia que diariamente se van hasta el Bulevar Costanero de Cabimas con la finalidad de garantizar el alimento de la familia.

Enfrentar la crisis económica con bajos salarios no es tarea fácil para muchos padres a la hora de alimentar a sus familias, por lo cual buscan alternativas que le permitan paliar esa situación. Algunos han optado por buscar las bondades de la naturaleza  a través de la pesca artesanal para satisfacer la necesidad de los miembros del hogar.

Esta situación se observa a diario a partir de  las 5 de la mañana, cuando unas  100 personas se ubican en los alrededores del bulevar costanero de Cabimas y preparados  con nylon y anzuelo  para pescar cualquiera de las especies acuáticas que el bondadoso Lago de Maracaibo les ofrece, desde palometa, corvinas, carpeta, corocoro, entre otras se convierten en el plato del día para satisfacer la necesidad alimentaria de la familia, dice Sixto Mosquera.

“No somos pescadores de oficio y lo que hacemos  no es para comercializar;  es para poder garantizar el alimento diario de la familia. La cosa está muy dura y muchos estamos desempleados y llegamos al bulevar con la esperanza y fe  de  lograr algunas de las especies y regresar a nuestros hogares con algo en las manos”, dijo José  Gutiérrez.

Para muchos puede resultar un simple pasatiempo, para otros es su realidad día a día, se enfrenten el sol, pasan horas sentados allí, esperanzo que la presa caiga en el anzuelo y sus ojos brillan de emoción con cada especie recolectada. ¡Salvamos el día!, dicen algunos. Aquí no hay opciones para escoger, es mejor un pescado que acostarse sin nada en el estómago. “A barriga llena, corazón contento”, dice el refrán  y así lo certifica Carlos Álvarez.

Deja un comentario