Ni Maduro fue al acto de los 200 años de la Batalla de Carabobo

En un artículo de la periodista Sebastiana Barraez se analiza lo «gris» de los actos por el bicentenario de la Batalla de Carabobo.

“Desfile ordenado por usted”, se le oye decir al Ministro de la Defensa, desde el Campo de Carabobo, mientras se dirige a Nicolás Maduro que está a 200 kilómetros de distancia, en el Palacio de Miraflores.

En realidad, el 24 de Junio tiene como centro el desfile y el acto protocolar en el lugar donde se llevó a cabo la Batalla de Carabobo, que por representar un hecho determinante para la Independencia de Venezuela también es la fecha que celebra el Día del Ejército, componente más importante de la Fuerza Armada.

Nunca antes la celebración de ese día fue tan gris. Sí, hubo un gran esfuerzo por la parte militar, incluso por la dedicación que el comandante de Ejército, MG Domingo Hernández Lárez, puso al programa “Recupera tu tanque”, que no lo apartó del objetivo ni siquiera cuando en Apure las disidencias de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) asesinaban, herían y secuestraban a soldados venezolanos.

No es cualquier cosa el desprecio, especialmente para el Ejército, que el Comandante en Jefe de la Fuerza Armada no le dé prioridad al evento, pero más aún en el Bicentenario de la Batalla de Carabobo, que no fue la última pero sí la más relevante que libraron el Ejército Patriota bajo el mando de Simón Bolívar y el Ejército Realista, por Miguel de la Torre; posteriormente, según recuerdan historiadores, hubo 54 combates más, incluyendo la Batalla Naval en el Lago de Maracaibo.

Un oficial revela para Infobae por qué Maduro no asistió al histórico evento en Carabobo. “Se hicieron los preparativos para mostrar como justificada su ausencia. El fantasma de lo ocurrido en la celebración del 81 aniversario de la Guardia Nacional, el 4 de agosto hace casi tres años, sigue en el ambiente. Teme a un nuevo atentado, como el ocurrido en la Avenida Bolívar de Caracas el 4 de agosto de 2018, cuando unos drones estallaron sobre la tribuna presidencial”.

Finaliza diciendo el oficial de quien no podemos revelar su identidad: “Se hizo el esfuerzo para que brillara la fecha, pero resultó más triste de lo que pensaba. Hasta los discursos estuvieron vacíos. En fin, esperemos que hay tiempos mejores”.

Deja un comentario