Francia empató con Hungría y Alemania le pasó por encima a Portugal

Ésta jornada de la Eurocopa es de altas emociones, y el partido entre Francia y Hungría evidencia que la fase de grupos no es un paseo. Hungría le arrancó un empate a los galos y enreda todo.

En el otro partido del grupo, Alemania fue una máquina ante Portugal, y recobra confianza entre sus jugadores.

Cristiano Ronaldo adelantó a los portugueses a los 15 minutos, pero Alemania apretó el acelerador y en los minutos 35 y 39 marcaron dos golazos para adelantar a los alemanes.

El primer cuarto del partido fue obra y arte de Ronaldo, pero los Alemanes fueron por el respeto de su selección.

En el inicio del segundo tiempo Alemania aprovechó y marcó dos goles más y poner el 4 a 1 que sentenció el partido, el trabajo de las bandas fue clave para los teutones. Hoy recordó su estirpe en el fútbol.

Rúben Dias, Guerreiro, Havertz y Gosens marcaron en favor de Alemania; claro, dos autogoles que fueron claves en el devenir del partido.

Los dos goles de Portugal fueron de Ronaldo al minuto 15 y Diogo Jota a los 67 que puso mucha emoción en el partido.

Ya van 5 derrotas consecutivas de Portugal ante Alemania. En todas esas derrotas estuvo Cristiano que jamás ha puntuado ante los germanos con su selección.

Francia no pudo

Francia quiso salir adelante, Antoine Griezmann fue el primero en marcar del trío atacante francés que conforma con Kylian Mbappé y Karim Benzema, que dejaron muestras de calidad pero no estuvieron acertados ante la puerta de un enorme Péter Gulácsi.

Hungría salió con descaro a jugar, sin temer al campeón del mundo ni especular con el resultado. A su favor tenía el apoyo incondicional de los más de 60.000 aficionados del Puskás Aréna y en contra los 35 grados que castigaban su fútbol peleón basado en el físico.

En una contra Fiola se plantó en el área tras una pared con Sallai, Varane llegó tarde y el carrilero definió ante Lloris poniéndola al palo con la sangre fría de un delantero. Primera ocasión, primer gol de Hungría. Y primer tanto encajado por Francia en los últimos seis encuentros.

El empate francés llegó en una jugada afortunada. Lloris sacó un larguísimo saque de puerta que la defensa húngaro no supo atajar, el balón llegó a Mbappé, que centró raso, pero tras un rechace de un defensa el balón quedó muerto y Griezmann marcó a placer.

Deja un comentario