Eurocopa. España no pudo ganar y Eslovaquia quiere ser sorpresa

Eslovaquia quiere ser el equipo sorpresa de ésta Eurocopa, entre tanto que la República Checa quiere competir, así como España tuvo un traspié ante Suecia en ésta nueva jornada de la Eurocopa.

España cayó en el juego planteado por Suecia, y la delantera de la furia roja quedó neutralizada, y los suecos celebraron ese empate, a sabiendas que no es un mal resultado. Es el primer 0 a 0 de ésta edición de la Eurocopa.

El arquero Robin Olsen fue un gigante para evitar varias ocasiones de gol, aún con las incesantes llegadas de los españoles.

Al final, se decretó el 0 a 0 entre ambas oncenas europeas. Era el plan de Suecia, quedar empatados con España y librar la lucha con los otros dos del grupo.

República Checa tuvo su primer triunfo en la Eurocopa con un golazo que ya está postulado uno de los mejores en la competición.

El delantero del Bayer Leverkusen, Patrik Schick, recogió un rebote, un balón perdido por el conjunto escocés y, desde el medio del campo, desde casi 50 metros, ejecutó un tiro fuerte, potente, preciso y colocado que dejó en evidencia al meta local David Marshall, adelantado, fuera del arco. Un lanzamiento perfecto, imposible para el portero del Derby County.

En el minuto 51, fue el segundo de Schick y el segundo de la República Checa, que palió el intento de reacción de la selección de Escocia y que encumbró un arranque de segunda parte más que agitado.

En otro escenario, Eslovaquia frenó a Robert Lewandowski y sorprendió este lunes a una triste Polonia (1-2) con una primera parte sublime y una segunda en la que aprovechó el jugar con un hombre más para llevarse la victoria.

El golazo de Mak certificó la superioridad eslovaca en los primeros 45 minutos. Los polacos empataron casi sin quererlo nada más arrancar el segundo tiempo, pero la expulsión de Krychowiak les penalizó.

Poco después, mientras Lewandowski sesteaba, el magnífico central del Inter de Milán, Skriniar, marcaba el gol de la victoria.

Deja un comentario