CODHEZ: “Urge garantizar derecho al agua potable y saneamiento ante ola de contagios por COVID-19 en el Zulia”

La Comisión para los Derechos Humanos del estado Zulia (Codhez) expresa su profunda preocupación por las las fallas en el suministro de agua potable que se prolongaron en Maracaibo durante todo el mes de mayo y la turbidez registrada durante los primeros días del mes de junio.

Vecinos de los sectores Amparo, Bella Vista, Ciudadela Faría, Cuatricentenario, Cumbres de Maracaibo, Juana de Ávila, La Lago, Los Haticos, Paraíso, San Isidro, San José, Valle Claro, Valle Frío, entre otros, reportaron la distribución del servicio en malas condiciones. En muchos de estos sectores, tenían más de un mes sin acceso al agua y diversos hogares reportaron que usaron el agua sucia para bañarse y preparar alimentos, porque “no tenían otra opción”.

Por otra parte, también señalaron  el costo del suministro de agua por camiones cisternas es sumamente elevado, a precios que se cobran o calculan en moneda extranjera y que resultan inalcanzables en el contexto de la fragilidad económica de la mayoría de hogares en Maracaibo, y que además compiten con la satisfacción de otras necesidades, como la compra de alimentos básicos.

A esta situación se suma el reporte de cortes eléctricos que se prolongan por más de seis horas en sectores de la región, que generan afectaciones en el bombeo y suministro de agua, y las recurrentes denuncias por la escasez de bombonas de oxígeno en Maracaibo, indispensables para mantener con vida a los pacientes que atraviesan la fase más crítica de la enfermedad.  Medios de comunicación han reportado que fallecen de dos a tres personas por falta de oxígeno en los centros de salud.

Entre el 17 y el 23 de mayo, el estado Zulia fue la entidad con más casos de COVID-19 de acuerdo con los balances diarios de la Comisión Presidencial para la Atención, Control y Prevención del COVID-19 del gobierno de Nicolás Maduro.

La garantía de los derechos humanos al agua y a la salud debe estar en el centro de la respuesta ante la pandemia por COVID-19. El acceso al agua potable y el saneamiento es un derecho humano reconocido por la Asamblea General de Naciones Unidas en su resolución 64/292 de 2010 y en resoluciones posteriores en el último decenio.

Las poblaciones vulnerables y los sectores más empobrecidos en el Zulia son los más afectados por la pandemia de COVID-19, así como las personas que viven en condiciones de hacinamiento y aquellas que se ven obligadas a salir todos los días para ganarse la vida. En este contexto, es urgente garantizar el acceso universal al agua y el saneamiento, ante todo porque son derechos humanos, y también porque son esenciales para lograr una higiene adecuada que permita combatir la pandemia.

Por ello, desde Codhez hacemos un llamamiento a las autoridades locales y regionales a restablecer la prestación eficiente de servicios públicos y garantizar un nivel mínimo vital de agua a la población zuliana.

CODHEZ

Deja un comentario