Dr. Alirio Figueroa: El sentido de la Verdad

En los días difíciles que vivimos, existen diversas opiniones contradictorias tanto en lo relacionado con la salud, específicamente sobre el COVID-19, pues, algunos científicos son del criterio que es necesario vacunarse, mientras otros opinan lo contrario; y, por supuesto, en el ambiente político también existen contradicciones de sectores de la oposición al gobierno, de participar o no en las venideras elecciones convocadas para el 21 de noviembre del año en curso.

Ante tanta confusión uno se pregunta: ¿Qué es la verdad? En la biblia cuando Poncio Pilato estaba interrogando a Jesucristo y este hablo de la verdad, Pilatos le pregunto: ¿Qué es la verdad? Jesús no dio inmediatamente una respuesta. Esta pregunta se ha hecho a lo largo de todos los siglos. Ella entraña un problema de interés perenne el cual ha dado lugar a infinidad de soluciones.

Se ha dicho por ejemplo, que en caso de guerra, la primera víctima es la verdad. Sin entrar en la historia de este problema, y sin someter a examen crítico las múltiples teorías que se han formulado para solucionarlo, vamos atrevernos a esbozar nuestro criterio. La esfera de la verdad es una esfera de relaciones.

Tiene que ver con la relación entre lo que es y lo que se dice ser, o lo que se hace aparecer, valga decir, entre la realidad y su expresión. Cuando existe correspondencia entre estas se perfila enseguida la verdad. De modo que ella podría definirse como la correspondencia perfecta entre la realidad y su expresión. De la falta de correspondencia entre ambas resulta el error o la mentira. Si al tratarse de describir la realidad, se equivoca inconscientemente, surge el error. En cambio, si la descripción de la realidad resulta inexacta, porque se ha querido que así fuera, entonces surge la mentira.

El ser humano debe ser una especie de cazador de la verdad; porque debe esforzarse por conocer las cosas tal cual como son, libre de todo prejuicio e interés bastardo y nunca, debe darse descanso al cerebro en la tentativa leal de procurar que haya correspondencia entre los objetos o hechos que reclaman su estudio y las ideas que se forme de ellos.

La honradez intelectual es uno de los rasgos más apreciable y, por desgracia, uno de los más difíciles de encontrar. Se caracteriza por el hábito de mantener siempre abierta la mente a las luces y brisas de la realidad.

Finalmente debemos procurar siempre por encima de todo interés, decir la verdad, que es una manera de empatizar y construir relaciones fuertes y duraderas. Decir la verdad nos hace más humanos, más cercanos y nos permite relacionarnos más y mejor con las personas a las que queremos o con las que tenemos un proyecto en común; y como dijo Jesucristo, La verdad nos hará libre.

DR. ALIRIO FIGUEROA ZAVALA. Individuo de número de la Academia de Ciencias Jurídicas del Estado Zulia

Deja un comentario