Conoce los beneficios de la fresa

A quién no le provoca unas fresas dulces, frescas, quizás con yogurt, o alguna ensalada de frutas.

Las fresas son pequeñas frutas de color rojo brillante que, por su sabor dulce, se han utilizado desde hace siglos como un ingrediente base en la preparación de cientos de recetas.

Su planta, conocida en términos científicos como fragaria ananassa, pertenece a la familia de las Rosaceae y, aunque se introdujo en Europa desde el siglo XVIII, es originaria de América.

Entre varios beneficios, podríamos mencionar que las fresas contienen un tipo de antioxidante que consigue disminuir el nivel de inflamación de los tejidos y, de paso, baja los niveles de colesterol y triglicéridos.

Contribuye a reducir el riesgo de hipertensión arterial, ya que aumenta la elasticidad de las arterias y evita las obstrucciones.

Por su alta composición de agua, alrededor del 92 %, las fresas son uno de los alimentos con mayor poder hidratante para el organismo.

Las fresas contienen sustancias como la vitamina B1, que ayuda a combatir la irritabilidad y la tristeza.

Esta sustancia es asimilada por el sistema nervioso y, tras estimularlo, aumenta la producción de las hormonas del bienestar.

Las fresas contienen cantidades importantes de fibra dietética que, combinada con el agua, ayuda a mejorar el movimiento intestinal para facilitar la expulsión de las heces. Estos compuestos lubrican los desechos y facilitan su paso a través del tubo digestivo.

Este alimento contiene altos niveles de pigmentos como la luteína y la zeaxantina, dos carotenos que contribuyen a proteger la salud visual. Estos antioxidantes, sumados a la vitamina C, crean un filtro contra los rayos UVA del sol y las toxinas.

Los flavonoides contenidos en estas pequeñas frutas son excelentes aliados para optimizar las funciones cerebrales, ya que inhiben el estrés oxidativo.

Mejor con Salud

Deja un comentario