Fallece otra enfermera en Ciudad Ojeda

Otro profesional de la salud ha sido víctima del Covid-19, y en esta ocasión, una enfermera de Ciudad Ojeda quien luego de batallar durante semanas no pudo sobrevivir a las secuelas del virus.

La nueva víctima es Keila Marín, quien luego de contraer el virus se vio seriamente afectada. Pese a ser personal de salud, estuvo requerida de saturómetro de oxígeno, así como de medicamentos.

Hasta el momento no se han vacunado la gran mayoría del personal de salud en el país, y el Zulia es una de las regiones con mayor incidencia de fallecidos en el sector.

Parece increíble pensar que un médico o una enfermera no cuenta con medicamentos para ser tratados. Otra prueba que hay un desabastecimiento general en los centros de salud.

El remdesivir es el más solicitado, pero tiene un alto costo en las farmacias, en su mayoría es un producto importado por las casas comercializadoras.

Hace un par de días fue un joven de medicina integral que cumplía funciones en de Tía Juana.

La enfermera Daisy Martínez también falleció, pese a los esfuerzos de familiares y amigos por mantenerla con vida y obtener los medicamentos. Era también de Ciudad Ojeda.

Apenas el día de hoy comenzó la vacunación para ancianos en Lagunillas bajo el sistema de la plataforma Patria, y un puñado del personal de salud de los CDI ha podido acceder a la vacunación.

Deja un comentario