Informe de la Comisión de Derechos Humanos en Zulia reportó 586 muertes violentas en el 2020 y precariedad de servicios básicos

El confinamiento por COVID-19, la precariedad en los servicios públicos, hiperinflación, inseguridad alimentaria y el aumento de la violencia policial son cinco de las situaciones que marcaron el año 2020 en el estado Zulia, según un informe sobre la situación de derechos humanos publicado este martes, 1 de junio.

La Comisión para los Derechos Humanos del estado Zulia (Codhez) presentó un informe dividido en cinco capítulos con un balance de lo ocurrido en la región según el seguimiento que realizaron durante el año 2020.

“La precariedad de vida en nuestra región se ha agravado con la pandemia. El informe plasma la difícil realidad diaria de millones de personas que no reciben soluciones permanentes. La situación de hace algunos años en el Zulia ha empeorado, el 2020 fue un reto en todos los sentidos”, refiere el documento publicado por Codhez.

Juan Berríos, coordinador de Codhez, señaló que la pandemia agudizó la situación de derechos humanos, seguridad alimentaria y el escaso suministro de gasolina con medidas restrictivas por el COVID-19.

“La evolución de los casos de coronavirus y el impacto las medidas que tomaron las autoridades, quienes restringieron derechos, movilidad, actividad económica. El Zulia de manera específica estuvo en cuarentena más estrictas que otras zonas del país”, dijo.

Sobre la violencia policial la cifra alcanzó 586 muertes en 419 hechos en el 2020. De los casos registrados por la organización, 239 ocurrieron en Maracaibo, 77 en San Francisco y 60 en Cabimas.  El organismo al que se le atribuyó la mayoría de muertes fue una división de la Policía del Zulia con 130, seguido por Las Fuerzas de Acciones Especiales con 77 y el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas con 76.

“Todo apunta a que no se trata de hechos aislados, sino que forman parte de un proceso continuo, constante y creciente de muertes imputables a las fuerzas de seguridad, lo que determina una sistemática violación del derecho a la vida”, afirma la organización.

Otro punto que destaca Codhez es el aumento de las transacciones en moneda extranjera, junto al incremento de los alimentos más importantes en el estado Zulia. 4 de cada 10 familias recibían como remesa entre 11 y 50 dólares hasta septiembre del 2020.

Lorailith Chirinos, coordinadora de Documentación, destacó que la inflación presentó un incremento de 1527% en los costos de la comida y se agravó después de marzo de 2020, cuando inició la cuarentena por COVID-19.

Otro elemento que destacaron fue “la dramática situación de los servicios públicos”, donde reportaron 2 y 3 horas de racionamiento eléctrico, mientras que en Guajira se reportó que en una semana pasaron hasta 100 horas sin servicio eléctrico.

“La ausencia de agua por tubería es el común denominador de los municipios del estado Zulia, también se evidenció que realizan recorridos largos con envases de agua para buscar tomas clandestinas de agua”, precisó Chirinos.

Deja un comentario