Icono del sitio Primera Edición COL

Manchester City por su gran sueño y Chelsea por la segunda corona

El sueño de el Manchester City de ver coronado su proyecto a base de petrodólares e inversiones millonarias de la familia real de Emiratos Árabes está apunto de hacerse realidad, jugarán la final de la Liga de Campeones, pero antes de ser los amo y señores del viejo continente deberán doblegar al irreverente Chelsea.

El Estadio do Drago, en Oporto, será el escenario de la 66° final, el engramado portugués remplazó al Ataturk Stadium de Estambul, debido a las medidas de seguridad implementadas por el Gobierno de Inglaterra a sus ciudadanos ante la pandemia que golpea a la humanidad desde 2019. Dieciséis  mil quinientas personas –el 33 por ciento del aforo total-  tendrán la oportunidad de presenciar en las tribunas el emocionante encuentro, seis mil entradas para cada equipo y el resto fue vendido por los organizadores.

Es el octavo choque en finales entre equipos del mismo país y la tercera entre clubes ingleses, (2000 Real Madrid – Valencia, 2003 Milan-Juventus, 2008 Manchester United – Chelsea, 2013 Bayer Múnich- Borussia Dortmund, 2014 y 2016 Real Madrid – Atlético de Madrid y 2019 Liverpool – Tottenham).

La presente temporada el City y los de Londres se han enfrentado en tres  oportunidades, con dos victorias para los de Thomas Tuchel y una para los de Josep Guardiola. La semana que ambos clasificaron a la final, el Chelsea venció 1-2 al City por Premier. En la semifinal de la FA Cup, en Wembley, los de Manchester fueron eliminados al caer 1-0. En el primer enfrentamiento de la Premier, en Stamford Bridge, los de Guardiola ganaron 3-1.

City sueña con levantarla

Será la primera final de Liga de Campeones para los ciudadanos y la segunda europea, en la temporada 69-70, vencieron 2-1 al  Gornik Zarbze polaco, por la desaparecida Recopa de Europa.

Los de Guardiola llegan a la final como los grandes favoritos para completar el triplete, luego de ganar su tercera Premier League con el español y La Copa de la Liga.

Están invictos en doce partidos, fueron líderes del Grupo “C” con cinco victorias y un empate ante el Porto, trece goles a favor y uno en contra. En octavos de final despidieron al Gladbach con victorias 0-2 y 2-0, en cuartos liquidaron al Borussia Dortmund con triunfos 2-1 en ambos partidos y en semifinales al PSG 1-2 y 2-0, no han recibido más de un gol en ningún partido de la competición.

Cuentan con un buen portero como Ederson Moraes y laterales de mucha salida, el inglés Kyle Walker, el francés Benjamin Mendy o el portugués Joao Cancelo. En la mitad del campo tienen al alemán Ilkay Gundogan, único jugador con experiencia en finales (Borussia Dortmund 2013)  y Kevin de Bruyne, quien es su gran carta a la ofensiva por su potencia física, regate y visión de juego. En la delantera tendrán al habilidoso joven Phil Foden, el argelino Riyad Mahrez y como falso nueve el portugués Bernardo Silva. Otra de las ventajas del City además de su posesión de balón y buen manejo de la esférica es que si se complica el partido cuentan con grandes nombres entre los suplentes como Streling, Agüero, Gabriel Jesús, Zichenko y Fernandinho  entre otros.

Chelsea quiere otra

El equipo Azul dirigido por Thomas Tuchel, quien remplazó a Frank Lampard en el mes de enero, revolucionó el juego de la oncena desde su llegada y finalizaron en el cuarto puesto en la Premier League, mejorando considerablemente su nivel, pero perdieron la final de la FA Cup ante el Leicester 1-0.

Será la tercera final de la Liga de Campeones para los del este de Inglaterra, en 2008 cayeron en penales ante el rival de ciudad del City, el United, en 2012 conquistaron su primera “orejona” al vencer en penales al Bayern Múnich en el propio Allianz Arena, después del histórico cabezazo de Didier Drogba que los llevaría al alargue a segundos del pitazo final, el propio marfileño sentenció el partido con el quinto lanzamiento desde los doce pasos. Han ganado dos finales de la Recopa de la UEFA 1971 y 1998 y dos Europa League en 2013 al Benfica y 2019 al Arsenal.

Los de Tuchel, fueron líderes del Grupo “E” con catorce puntos, productos de cuatro victorias y dos empates, anotaron catorce goles y encajaron dos. En octavos de final empezaron a sorprender al mundo del fútbol y vencieron 0-1 y 2-0 al Atlético de Madrid, en cuartos, en el mismo Estadio do Dragao, derrotaron 0-2 al Porto y luego concedieron su única caída en la competición 0-1 en la vuelta, en semis, igualaron a un gol con el Real Madrid y en la vuelta dominaron 2-0 en una serie que pudo ser más abultada por la falta de puntería de los ingleses.

Chelsea ha mostrado una defensa muy sólida a lo largo de todo el torneo, sólo han recibido dos goles en la fase eliminatoria y su plantel está lleno de mucha juventud. En el arco tienen al senegalés Edouard Mendy con grandes reflejos, juegan con un muro defensivo de tres centrales, Thiago Silva, único jugador con experiencia en finales, el danés Andreas Christensen y el alemán Antonio Rudiger, en el centro del campo está su mayor fuerza con el francés Ngolo Kanté y el italiano Jorginho, por las bandas cuenta con los rápidos Azpilicueta y Chilwell o James y una gran delantera llena de destreza y juventud conformada por Werner, Mount y Pulisic. Entre los suplentes puede contar con Havertz, Hudson Odoi y el marroquí Ziyech, jugadores de gran nivel para cambiar cualquier resultado.

La vibrante final dará inicio a las 3:00 pm hora de Venezuela y será pitada por el español Antonio Mateu Lahoz, cada equipo podrá realizar cinco cambios y un sexto si se van a tiempo extra.

El DJ estadounidense Marshmello, realizará su actuación antes de la ceremonia de apertura que será presentada por una reconocida marca de refrescos.

 

Salir de la versión móvil