Venezolanos enfrentados al Covid: Sin agua, sin medicinas y sin vacunas

La situación en Venezuela es realmente frustrante, aumentan los casos y la población se siguen aquejando de los terribles problemas para poder enfrentar el virus Covid-19, pero los casos reportados podrían ser mayor. Muchos ciudadanos no van a pronto al hospital por temor.

Tres líneas son claves en el tratamiento del Covid-19: contar con agua para mantener altas medidas de higiene personal, de padecer el virus de forma leve, contar con los medicamentos, y muy importante, jornadas de vacunación.

Pero en Venezuela esas líneas son débiles, debido a la decadente situación de los servicios, el agua potable es un privilegio para muchas personas en el país, sobre todo en el Zulia.

Vacunas

La situación de las vacunas es alarmante, sólo un 1,11% de los venezolanos se han podido vacunar, pero más terrible es saber que el personal médico no ha sido vacunado en su totalidad.

Desde el inicio de la pandemia, 87 médicos han fallecido en el estado Zulia por complicaciones derivadas del covid-19. En el mes de mayo ya han muerto 12 galenos.

Entonces es posible que el contagie aumente cuando el médico asistente es el principal medio de contagio al no contar con implementos de bioseguridad y sin haberse vacunado.

El presidente de la Federación Médica Venezolana, Douglas León Natera, desmintió al ministro de Salud, Carlos Alvarado, quien afirma que su despacho ha vacunado contra el COVID-19 «a más del 90% del personal sanitario del país».

«Es una mentira vil y descarada. Hay que hacerle un llamado de atención a este señor para que no siga mintiendo igual que el presidente Nicolás Maduro quien anunció que han llegado al país 1,3 millones de vacunas».

El vocero del gremio médico indicó que según lo informado por el gobierno, en Venezuela han llegado 880 mil vacunas que equivale al 0,8% de las necesidades del país.

Medicamentos

Mientras en otros países se enfrenta el virus con un tratamiento adecuado, en Venezuela aún se duda sobre el uso de medicinas que no son avalados por la Organización Mundial de Salud en el tratamiento del Covid-19.

Por otro lado, hay una triste realidad: los hospitales no cuentan con la cantidad necesaria de antibióticos y medicamentos para palear los efectos.

Entre tanto, el costo de los medicinas para el tratamiento es casi posible de costear para un venezolano común.

Las farmacias tienen costos exorbitantes y en dólares.

Así que si un paciente es diagnosticado con Covid-19, y enviado a su hogar, debe buscar la forma de comprar la medicina, y sobre todo, conseguir el oxígeno ante cualquier recaída.

Es más común ver campañas para recoger dinero o medicinas. Es la Venezuela de la mendicidad.

Por otro lado, los propietarios de las farmacias manifiestan que son precios establecidos en el mercado internacional.

Sin agua

Todos los especialistas en el mundo recomiendan que la mejor forma de mantener a raya el virus es lavarse las manos, al salir a la calle, de ser posible, hacer cambios de ropa.

Pero qué sucede cuando no hay la suficiente agua para poder tener las medidas mínimas de higiene.

Los problemas con el servicio de agua potable es increíble en el país, muchas regiones como Zulia o Lara, no cuentan con la cantidad requerida del vital líquido.

Como verán, el problema es más serio de lo que muchos creen, por ello, más allá de los análisis, solo podemos concluir que el venezolano ha resistido en gran medida los embates del virus. Por las condiciones contrarias, las tasas de mortalidad deberían ser mayor.

 

Deja un comentario