Por otra enfermedad. Falleció el primer hombre vacunado contra el COVID-19 en el mundo

Bill, como se le conocía con cariño, falleció después de un período de enfermedad no relacionado con COVID-19 el jueves pasado, en el mismo hospital donde recibió su vacuna. Su imagen apareció en las portadas de todo el mundo, para su deleite y de su familia. Su triste muerte está siendo llorada no solo por su familia sino también por las muchas personas con las que entró en contacto en Gran Bretaña.

Era una “figura muy querida” en el Partido Laborista de Coventry, según la concejala local Jayne Innes, a quien se recordará con cariño. El residente de Allesley había sido consejero parroquial durante 30 años, de los cuales fue presidente del consejo parroquial durante 20 años.

Según Innes, “Era un fotógrafo entusiasta, amaba el jazz y la socialización, y también amaba el mundo natural y los jardines. Bill será recordado por muchas cosas, incluido el gusto por las travesuras. Era una figura muy respetada en el Partido Laborista de Coventry y lo extrañaremos profundamente”.

Angela Hopkins, secretaria del Partido Laborista de Coventry, agregó que “Bill ha sido un miembro activo durante muchos, muchos años, particularmente en el barrio de Bablake, donde ha caminado cientos de miles de pasos cada año haciendo campaña por el partido y fue consejero parroquial de Allesley. Sé que lo extrañarán mucho no solo los miembros de Bablake, sino por colegas de todo el distrito y más allá “.

Pero no solo en los círculos políticos se conocía a Bill. Trabajaba en Rolls Royce, también fue director de dos escuelas pero, sobre todo, era un hombre de familia.

Deja atrás a su esposa Joy, dos hijos, uno también llamado William pero conocido como Will, así como Julian. También era un abuelo orgulloso.

Por Agencia

Deja un comentario