Símbolos nacionales: el turpial y la orquídea

Hoy es el día de la flor y el ave nacional, elementos que distinguen nuestra naturaleza tropical con mucho colorido.

El turpial y la orquídea son símbolos del venezolano y donde vemos al ave y la flor nacional, de forma inmediata nos rememora nuestra tierra.

Pero conozcamos un poco de éstos símbolos nacionales.

El turpial

El turpial habita en casi todo el territorio venezolano, así como en los Llanos orientales de Colombia y Panamá, también, en menor presencia, en el resto de la zona norte de Sudamérica.

Frecuentemente recorre sabanas y selvas de galería, zonas cálidas y de poca precipitación en las que consigue fácilmente su alimento: insectos, frutas y huevos de otras aves.

Fue declarado Ave Nacional de Venezuela el 23 de mayo de 1958, luego de ganar un concurso promovido por la Sociedad Venezolana de Ciencias, en el que se impuso a otras especies como el Gallito de las Rocas, el Cucarachero Común, la Paraulata Llanera, el Zamuro y la Guacharaca.

Esta ave fue introducida al Caribe hace más de dos siglos, probablemente como ave ornamental, y se ha dispersado naturalmente a las islas cercanas.

El turpial venezolano o troupial (Icterus icterus) pertenece a la familia de los ictéridos, originaria del continente americano. De aspecto pequeño, entre 15 y 22 cm, tiene la cabeza y las alas de color negro y el resto del cuerpo amarillo.

A esta familia pertenecen los turpiales o bolseros de América (Icterus), los caciques o conotos, los zanates y los tordos americanos.

En sus alas tienen además una fina franja de color blanco. Los ojos son de color amarillo con un contorno de piel azul clara.

Los tonos de su plumaje van con la edad, los turpiales amarillos son los más jóvenes, y los adultos anaranjados.

De picos robustos y puntiagudos, pueden vivir solos o en pareja.

Los turpiales se reproducen de marzo a septiembre. Raras veces construyen sus propios nidos, pues suelen utilizar los que hayan sido abandonados o en algunos casos incluso expulsan de manera agresiva a los ocupantes.

Una vez instalados en su nido lo defienden ferozmente. La hembra pone de tres a cuatro huevos, incubándolos durante dos semanas, luego de las cuales nacen las crías. Durante este período el ave defiende su territorio, brindando constante protección y alimento a sus crías. Los pichones son alimentados por ambos padres durante aproximadamente 15 días.

La orquídea

Después de un proceso que inició Augusto Mijares, quien era ministro de Educación para la época, con la ayuda de Amenodoro Rangel, ministro de Agricultura y Crías, se designó una comisión encargada para la escogencia de dicha flor como símbolo natural de nuestro país, tomando en cuenta los siguientes aspectos :

  • Ser de nacimiento único en el país.
  • Tener una gran duración.
  • Ser la más conocida en el país.
  • Ser reconocida en la mayor parte del país de origen y también en el extranjero.

Luego de días de búsqueda dieron con el nombre de varias flores que cumplían con las exigencias. Entre ellas: Cattleya mossiae, Speciosissima y Percivaliana.

Se declaró Flor Nacional el 23 de mayo de 1951 por decreto presidencial, del entonces presidente de la Junta de Gobierno Germán Suárez Flamerich, luego de una exhaustiva investigación de la Sociedad Venezolana de Ciencias Naturales.

Otras curiosidades
  • Se le conoce como flor de Mayo, porque en el siglo XIX el pueblo la utilizaba para adornar la «Cruz de Mayo», así como para adornar la figura de la Virgen en sus diversas advocaciones.
  • Su nombre científico Cattleya mossiae, le rinde honor al botánico William Cattley, quien fue el primero en lograr su reproducción en un invernadero en 1818.
  • La orquídea venezolana es originaria de la Cordillera de la Costa. La Cattleya mossiae es catalogada como una hierba epífita que crece sobre otras plantas. Actualmente se consigue en otras zonas del país. Su hábitat preferido es El Ávila, al norte de Caracas.
  • La acompañan como símbolos Nacionales de Venezuela el Turpial y el Araguaney.

Deja un comentario