Se dañan un mil dosis de vacunas de Sputnik V por desconectar la nevera para cargar un celular

Sin tomar en cuenta las consecuencias de su acción, un trabajador de una clínica de Kirguistán, en Asia Central, desenchufó la nevera donde estaban almacenadas un mil dosis de la vacuna Sputnik V contra el COVID-19, para cargar su teléfono, quedando inservible el medicamento para su  uso, formaron las autoridades según reporte de DW.

Las vacunas, ahora inservibles, formaban parte de un lote de 20.000 dosis que Rusia entregó como ayuda humanitaria a este país pobre de Asia Central. La campaña de vacunación comenzó en marzo y las inyecciones rusas son más populares que las chinas de Sinopharm.

El incidente tuvo lugar en abril en una clínica pública de Biskek, pero no se ha hecho público hasta esta semana, lo que desató críticas contras las autoridades.

«La clínica tendrá que responder»

Según el ministro de Sanidad, Alimkadyr Beyshenaliyev, un trabajador de mantenimiento podría haber sido el responsable del error cuando estaba buscando un enchufe para cargar su celular.

«Si la culpa es de uno de los empleados, de la señora de la limpieza o de otra persona, la clínica tendrá que responder económicamente», dijo a los periodistas.

Burul Asylbekova, funcionaria del Servicio Sanitario y Epidemiológico del Estado Central, dijo que las dosis tuvieron que ser descartadas después de que alguien desenchufara un frigorífico que contenía las vacunas para cargar un teléfono.

Kirguistán ha registrado 101.878 casos y 1.735 muertes por el coronavirus desde el comienzo de la pandemia, pero las autoridades han admitido que las cifras oficiales no reflejan el número total de víctimas de la enfermedad.

Las autoridades sanitarias dijeron la semana pasada que más de 50.000 ciudadanos han recibido al menos una dosis de la vacuna contra el coronavirus en este país de 6,5 millones de habitantes.

Agencia

 

 

 

Deja un comentario