Era recolector de chatarra. Muere adolescente al caerle unas laminas de metal

La crisis ha impulsado el trabajo infantil, por lo que en las calles de Venezuela se ven niños laborando, en Miranda, un niño fue víctima de esas circunstancias.

Un niño de 12 años murió aprisionado por una lámina de hierro, mientras intentaba recolectar chatarra para vender y llevar dinero a su casa.

Esta trágica noticia fue compartida este martes en horas de la noche por el periodista Jean Rodríguez, en su cuenta de Twitter @JeanCRodriguez_, en la que describe que el hecho ocurrió en Ocumare del Tuy, estado Miranda.

“El niño murió tras caerle encima un amasijo de hierro, estaba con su mamá y otros hermanitos buscando material ferroso para venderlo, obtener dinero y poder comprar algo de comida”, detalló Rodríguez.

Indica que se trata de un área abandonada de la Fábrica Nacional de Cementos (FNC), a la que acuden personas de los sectores Piloncito, Pueblo Nuevo y La Cabrera, en busca del material ferroso para su venta y poder alimentarse.

Cactus24

Deja un comentario