Posibles causas de las uñas amarillas

Son realmente desagradables a la vista, de los pies o las manos, son signos de algún problema, y que puede tener solución.

Nos referimos a las uñas amarillas pueden surgir como consecuencia del envejecimiento o del uso determinado de productos en las uñas.

No obstante, también puede ser un signo de algún problema de salud como la presencia de una infección bacteriana o fúngica, deficiencia nutricional de ciertas vitaminas y minerales o por enfermedades como la psoriasis, por ejemplo, siendo importante en estos casos acudir a un dermatólogo para que realice una evaluación e indique el tratamiento más adecuado.

1. Deficiencia de vitaminas y minerales

Así, como ocurre con otras estructuras del organismo, ciertas deficiencias nutricionales pueden hacer que las uñas sean más frágiles, quebradizas y descoloridas.

Las uñas amarillentas pueden ser el resultado de la falta de vitaminas A y C, proteínas, hierro, calcio o zinc.

Qué hacer: lo ideal es mantener un cuerpo saludable y evitar deficiencias nutricionales, llevar una dieta equilibrada, rica en vitaminas y minerales. Además, también se puede tomar un suplemento vitamínico durante al menos 3 meses.

2. Micosis de las uñas

La micosis de las uñas también conocida como onicomicosis, es una infección causada por hongos, que originan cambios en el color, forma y textura de las uñas, dejándolas más gruesas, deformadas y amarillentas. La micosis de las uñas puede contraerse en piscinas o baños públicos, cuando la persona está descalza o cuando se comparten objetos de manicura, por ejemplo.

Qué hacer: el tratamiento de la micosis de las uñas, se puede realizar con esmaltes o medicamentos orales recetados por el dermatólogo. Vea más sobre el: tratamiento de la micosis de las uñas.

3. Envejecimiento

A medida que la persona envejece, las uñas pueden debilitarse y cambiar su color, quedando ligeramente amarillentas. Este es un proceso natural del envejecimiento y no significa que la persona presente algún problema de salud.

Qué hacer: aplicar agua oxigenada en las uñas es una excelente opción para aclararlas. Además, para hacerlas más fuertes, también se puede aplicar un esmalte fortificante.

4. Uso de esmalte de uñas

El uso frecuente de esmaltes de uñas, principalmente los colores fuertes como rojo o anaranjado, por ejemplo, puede dejar las uñas amarillentas después de algún tiempo de uso.

Qué hacer: para evitar que las uñas se tornen amarillentas con el uso del esmalte, la persona puede hacer una pausa, dejándolas sin pintar por un tiempo, o usar un esmalte protector de uñas antes de aplicar el color.

5. Psoriasis ungueal

La psoriasis ungueal, también conocida como psoriasis de las uñas, ocurre cuando las células de defensa del organismo atacan las uñas, dejándolas onduladas, deformadas, quebradizas, gruesas y con manchas.

Qué hacer: aunque la psoriasis no tiene cura, la apariencia de las uñas se pueden mejorar con el uso de esmaltes y pomadas que contienen en su composición clobetasol y vitamina D. Además, algunos tratamientos se pueden realizar en casa, como hidratar las uñas y mantener una alimentación rica en omega 3, como linaza, salmón y atún. Conozca más sobre el tratamiento.

Aunque es más raro, las uñas amarillentas también pueden ser un signo de que la persona padece de diabetes o problemas de tiroides y, en estos casos, si surgen otros síntomas característicos de estas enfermedades, es importante acudir al médico para que realice un diagnóstico.

TUASAUDÉ

Deja un comentario