Implican a Luisa Ortega en caso de sobornos presentado en EEUU

Una ex fiscal general de Venezuela que desafió al presidente Nicolás Maduro al aliarse con sus opositores, fue implicada en un importante caso de corrupción que involucra a un empresario venezolano que esta semana se declaró culpable de pagar sobornos por un millón de dólares, informaron el jueves dos personas al tanto del caso.

La ex fiscal, Luisa Ortega, no aparece mencionada por su nombre en el caso federal en Miami. Pero al declararse culpable el lunes de un cargo de conspiración para defraudar a Estados Unidos, el empresario Carlos Urbano Fermín admitió haber pagado alrededor de un millón de dólares a un “fiscal de alto rango” en Venezuela a manera de “seguro” contra cualquier investigación de sus enormes contratos de construcción con el gigante petrolero estatal PDVSA.

La funcionaria venezolana es Ortega, aseguraron dos personas con conocimiento del caso, que accedieron a dar detalles a cambio de mantener el anonimato ya que no debían hablar sobre una investigación en curso.

Ortega no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios. Pero el año pasado, cuando Fermín fue acusado, indicó que los señalamientos de soborno derivaban de la detención del hermano de Fermín y eran un intento del gobierno de Maduro para obtener una confesión forzada y manchar su reputación.

De acuerdo con un documento de tres páginas extremadamente censurado que acompaña a su acuerdo de culpabilidad, Fermín dijo que entre 2012 y 2016 sus compañías obtuvieron varios contratos importantes de parte de tres empresas de participación conjunta de PDVSA y petroleras extranjeras — incluyendo la China National Petroleum Company, la rusa Rosneft y Total SA de Francia.

A principios de 2017, la oficina de Ortega llevaba una investigación sobre los contratos con los emprendimientos en la franja del Orinoco, ubicada sobre las mayores reservas de crudo del mundo, según el acuerdo de Fermín. Más o menos en esa época, fue contactado en Venezuela por un abogado próximo a un fiscal de alto rango con la promesa de que podría poner fin a cualquier pesquisa penal, dijo Fermín

Describiéndose a sí mismo como una “póliza de seguro”, el intermediario “dijo al acusado que tenía la capacidad para evitar cargos criminales”, según el documento.

Según su relato, Fermín transfirió posteriormente alrededor de un millón de dólares desde cuentas en Estados Unidos para beneficiar al funcionario venezolano no identificado, incluyendo un pago por 100.000 dólares a un banco en Coral Gables, un suburbio de Miami.

El gobierno de Venezuela nunca presentó cargos contra las empresas de Fermín mientras Ortega fue fiscal general, aunque su sucesor, Tarek William Saab, elegido por Maduro, sí lo hizo poco después de asumir el cargo en 2017, cuando acusó a Fermín y a dos hermanos y detuvo a uno de ellos.

El asistente del fiscal Michael Berger acusó a Fermín hace 13 meses, pero el venezolano fue arrestado este mes. Tras declararse culpable esta semana, quedó en libertad con una fianza personal de 100.000 dólares, un indicio de que ha estado cooperando con los investigadores. Su sentencia está programada para septiembre.

El Nuevo Herald

Deja un comentario