Entre 4 mil 500 hasta 10 mil bolívares el kilo de pescado en esta Semana Santa

Una de las tradiciones más arraigadas entre los católicos y cristianos en Semana Santa es la de no comer carne y, por el contrario, consumir pescados y mariscos. Pero este gusto gastronómico para muchos está fuera de su alcance por lo cual en algunos hogares venezolanos esta tradición será sustituida por otros alimentos al alcance del presupuesto familiar.

En el municipio Cabimas, en el mercado municipal y en otras áreas dedicadas a la venta de las  delicias del mar y del lago el precio del pescado oscila entre los 4 mil 500 y 10 mil bolívares según la especie.

Un vendedor ubicado en la calle Chile de la parroquia Ambrosio manifestó que la más solicitada por los zulianos es la curvina, cuyo precio se ubica entre los 7 y 10 mil bolívares.

Desde 4 mil 500 bolívares se ubica el precio del pescado en Cabimas según la especie. Digifoto/Miriam Zambrano.

 En Cabimas los vendedores de pescado se abastecieron del producto para satisfacer la demanda de la clientela, que en comparación con años anteriores ha bajado significativamente, sin embargo muchos buscan cualquier alternativa para evitar comer la carne roja y pueden elegir entre, carite, pargo, atún, siendo los más solicitados por su precio  el mojito, corocoro y el tajali que se ubican entre los 4 mil 500 y 6 mil bolívares el kilo.

Tajalí, cororo, mojito por su bajo costo son los más buscados. Digifoto/Miriam Zambrano.

 José Contreras, jubilado y pensionado del IVSS, señaló que con su mensualidad no puede ni siquiera comprar ni  una de sardina en latada, mucho menos aspirar a comprar pescado fresco. «Sustituirá la tradición por lo que tenga en casa».

José Contreras, buscando opciones. Su pensión no alcanza ni para una lata de sardina. Digifoto/Miriam Zambrano.

 

Por qué Comer pescado en Semana Santa

La creencia católica explica que este cambio de dieta se debe a que entre el Jueves Santo y el Domingo de Resurrección se entra en un estado de luto por la muerte de Jesús, por lo que se debe hacer ayuno de carnes rojas; aunque algunos más extremos solo beben agua y pan.

Asimismo, otros expertos en la materia sostienen que, antiguamente, comer carne en Cuaresma era pecado y todos aquellos que lo desobedecían debían de pagar el importe de la Bula de carne al cura, para poder quedar exento de tal prohibición.

Sin embargo, para otros el no consumir carne y suplirla con pescados y mariscos comienza con la Cuaresma, tiempo litúrgico que comienza el Miércoles de Ceniza, que este año fue el 17 de febrero.

Deja un comentario