Colombia. Le ofrecian documentos a mujeres venezolanas y las explotaban sexualmente

Venezolanas eran engañadas con la promesa del Permiso Especial de Permanencia (PEP) y ofrecimientos de trabajo para ser explotadas sexualmente  en Colombia.

La investigación que duró 16 meses, inició con un reporte del Grupo de Articulación Operacional de Policía Judicial de Migración Colombia, en el que se evidenciaba el incremento de ciudadanos extranjeros con PEP falsos y otros, que eran generados mediante el acceso a los sistemas informáticos de la entidad, razón que permitió identificar a la organización como ‘Los PEP Web’, así lo dieron a conocer medios de Colombia.

El operativo fue llevado a cabo por la Dirección de Investigación Criminal e Interpol (Dijín), en coordinación con Migración Colombia y la Fiscalía General de la Nación, quienes realizaron varios allanamientos en las ciudades de Bogotá, Cúcuta (Norte de Santander), Valledupar (Cesar) y el municipio de Villanueva (La Guajira).

En las diligencias dieron como resultado la captura de siete personas, señaladas de pertenecer a la organización delincuencial transnacional dedicada al tráfico de migrantes con fines de explotación sexual.

“Investigadores y peritos del Servicio de Investigación Criminal realizaron el rastreo digital de más de 50 códigos QR (código de respuesta rápida), logrando establecer que dichos códigos eran generados de forma fraudulenta y que direccionaban al usuario a páginas de Internet en las que se suplantaba el Sitio Web de Migración Colombia; de esta manera, con un supuesto respaldo acreditado, lograron engañar y persuadir a ciudadanos de nacionalidad venezolana en su mayoría mujeres, a quienes les hicieron creer que les estaban vendiendo PEP que resultaban ser falsos”, señaló la Policía a través de un comunicado.

Los documentos eran utilizados por la organización delincuencial, para revestir de legalidad a las ciudadanas venezolanas, que una vez que se encontraban en Colombia, eran sometidas a ejercer trabajos sexuales para pagar supuestas deudas adquiridas con el cabecilla de la organización criminal.

Investigadores en encubierto  se infiltraron en la de la estructura criminal, acción que permitió identificar a los integrantes de la red. “Los agentes se trasladaron a  Villanueva, lugar en donde se encontraba ‘La Mansión de la Belleza’, sitio en el que reclutaban y mantenían bajo su dominio a las mujeres”.    

Luis Enrique García Ramírez, alias ‘El Chamo’, era el cabecilla del grupo de delincuencial sobre quien recae una orden de captura por los delitos de concierto para delinquir, tráfico de migrantes, trata de personas, proxenetismo con menor de edad y falsedad ideológica en documento público, además de tener notificación azul de Interpol con la finalidad de ser ubicado y localizado en 196 países del mundo. El hombre es de nacionalidad colombiana y era el proxeneta y propietario de ‘La Mansión de la Belleza’.

Deja un comentario