Juan Carlos Velasco: «Crisis del agua afecta a 20 millones de venezolanos»

Particularmente pienso que se tardó mucho en tomar una decisión como esa en búsqueda de concientizar a todo el orbe, desde mandatarios hasta los simples ciudadanos de la necesidad de preservar y darle un uso adecuado a tan elemental bien.                     

No está demás decir que el agua es fundamental para el desarrollo de la vida humana, y aquí en nuestro país, durante el primer gobierno democrático de Rómulo Betancourt, que desarrollo una vasta obra en materia de construcción de toda una infraestructura de represas y acueductos en todo el país para brindarle agua potable a los venezolanos, se utilizó un eslogan que hoy sigue teniendo vigencia: » El agua es vida, no la malgaste».    

El agua ha sido calificada como el oro líquido del planeta que está constituido en más de sus tres terceras partes de agua, sin embargo más de dos mil millones de personas en el mundo no disponen del servicio de agua potable.                               
En Venezuela, en estos momentos y luego de más de veinte años de haber sido asaltado el poder por una banda de facciosos hambrientos de mando para los más bastardos fines, podemos decir que no es día para celebrar sino para salir a las calles a reclamarle a este régimen el inhumano hecho de haber destruido cuanto se había adelantado en Venezuela en materia del servicio de agua potable que llegaba hasta los barrios y zonas más apartadas, incluidas las zonas rurales que fueron atendidas con el programa de los Acueductos Rurales para proveerle a nuestra gente en el campo el viral líquido.                    

Este régimen no solo no construyó ninguna otra represa en el país, sino que abandonó los programas de mantenimiento y ampliación de los acueductos como fue previsto al momento de su ejecución para atender la creciente demanda por aumento poblacional y de otros órdenes, como el industrial. .         

Hoy día, hay una grave crisis de falta de agua que afecta a más de veinte millones de venezolanos y eso es un verdadero crimen cuyos autores están perfectamente identificados.

Densos sectores urbanizados, barriadas, industria, comercios, que por décadas gozaron de un servicio eficiente de agua potable, hoy solo ven salir por las tuberías polvo.

La incuria de este régimen inhumano , disoluto, dictatorial y corrompido, no tiene parangón en la historia republicana de Venezuela, y por ello se ganado el desprecio y el rechazo de las grandes mayorías del país, razón por la cual no permiten unas elecciones libres , vigiladas por un organismo electoral confiable y de mutuo acuerdo con los sectores opositores de la sociedad venezolana porque saben que serán arrojados del poder a punta de votos democráticos.                       

Y para mayores problemas, nos ataca la pandemia del endemoniado Covid 19 mortal enfermedad que tiene una de las principales formas de ataque como lo es el lavado de manos constantemente, pero la gente no tiene agua.

Es probable que el recrudecimiento de la pandemia en las últimas semanas sea a consecuencia de la falta de agua, entre tantas carencias que tiene el venezolano en tiempos de revolución.

Deja un comentario