De Cabimas. Familiares exigen liberación del zuliano Frank Fuenmayor tras detención en Colombia

Frank Eliecer Fuenmayor Magdaleno, un zuliano de 29 años de edad, fue detenido en Bogotá, Colombia, de forma arbitraria y siguen sin esclarecer las razones, por lo que familiares hicieron un llamado a las autoridades y su liberación, este 26 de febrero.

Frank viajó a Bogotá desde Cabimas en enero del año 2021, buscando mejores oportunidades para su familia, ya que su esposa se encontraba en avanzado estado de gestación, y varios miembros de su familia residen en la capital colombiana, donde comenzó a trabajar como ayudante de construcción.

Según explicó una de sus familiares, viajó el día martes 16 de febrero al terminar su jornada en compañía de su hermana Alexandra Fuenmayor y Nairvin Ferrer, cuñada de su hermano, hacia Tunjuelito, en el sur de Bogotá, ya que estaban interesados en una casa que se encontraba en alquiler.

Al regresar, siendo ya las 8:30pm tomaron un taxi por medio de una plataforma digital, ya que la estación de Transmilenio les quedaba muy retirada.

Aunque el plan era llegar juntos hasta la casa de sus familiares en Barrios Unidos Frank decide solicitarle al conductor que lo deje en la vía, frente al estado de futbol Nemesio Camacho (El Campín), ya que su residencia queda a menos de 10 minutos caminando desde esa dirección. Así lo hacen, Frank se queda en ese sitio, mientras sus compañeras de viaje siguen su trayecto hacia Barrios Unidos.

Cerca de las 8:45pm.Frank solo debía cruzar la pasarela de la estación de Transmilenio del Campin, que atraviesa la importante Carrera 30, y caminar dos cuadras hasta su residencia. Sin embargo no logró llegar. Apenas bajar la pasarela fue abordado por cuatro oficiales de policía en dos motos quienes lo sometieron a golpes, mientras lo acusaban de ser un ladrón.

Frank solo pudo pedir auxilio y sostener que no sabía de que le hablaban. Las personas que se encontraban cerca, viendo lo irregular del procedimiento recriminaron a los policías sus maneras, y les decían que «ladrón no huye caminando», en referencia a la forma en la que Frank se desplazaba. Frank no salía de su confusión pero hizo un esfuerzo por calmarse al ver que un policía estaba por utilizar un Taser.

Los oficiales lo trasladaron al CAI de la Esmeralda. Ya cerca de las 10pm sus familiares se encontraban muy preocupados ya que desconocían su paradero, por lo que deciden acercarse a las estaciones de policía para
consultar si se ha presentado algún accidente en el sector, o algún tipo de evento que pudiera involucrar a Frank.

Durante el recorrido recibieron información que Frank había sido detenido, en palabras del funcionario: «porque se encontraba robando, y cuando huyó fue perseguido a través de 8 cuadras, y detenido en flagrancia». Nos informan que a Frank no se le encuentra en su poder ningún elemento que lo involucre en el hurto, pero que había sido «señalado» por las víctimas como uno de los asaltantes.

«Nos informan además que en otro lugar había sido detenido el «compañero de Frank», el cual tenía en su poder el arma de fuego y los teléfonos robados. Es de resaltar que ambos se encontraban vestidos de la misma manera y tienen características físicas muy similares», aclaró el familiar.

Luego de hacerlo pasar por medicina legal lo trasladan a una estación de policía donde debía estar detenido en espera de la Audiencia de legalización de captura, la misma que debe ser realizada en un plazo máximo de 36 horas a partir de la detención. El día siguiente 17 de febrero sus familiares contactan un abogado privado para que los ayude en el acompañamiento de Frank, el cual se dirige a la Estación policial y se entrevista con Frank. Solo abogados y funcionarios tienen acceso a la Estación Policial.

«Desde ese momento, empieza a recolectar documentación sobre Frank para fundamentar su identidad y las actividades que este realiza, suponiendo de manera ingenua que eso sería suficiente para que todo quedara esclarecido en la audiencia de legalización de captura. No imaginamos que Frank sería privado del derecho a llamar a su abogado de confianza, siéndole impuesto un abogado de oficio aún a sabiendas de que Frank disponía de abogado privado. Le fue dictada medida de aseguramiento he imputado por los delitos de Hurto Calificado y Agravado con porte de arma de fuego, siendo el único soporte para esto el señalamiento de las victimas de un atraco ocurrió en horas de la noche», indicaron en el comunicado sus familiares.

Deja un comentario