Estados Unidos procesará lo más rápido posible 25 mil casos «pendientes» de «Aguarda en México»

El «Aguarda en México» se cambiará y el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, espera hacer más humanitario el sistema de asilo en la frontera mexicana. Pero antes, esperan procesar los miles de casos por definir.

El gobierno del presidente Biden encaminó el viernes el sistema de asilo para que vuelva a funcionar como lo hizo durante décadas al permitir que un grupo de solicitantes quedara en libertad dentro de Estados Unidos, poniendo fin a la larga espera de los migrantes en México y deshaciendo una política del expresidente Donald Trump para contener la inmigración.

Las 25 personas que ingresaron son las primeras de unos 25.000 solicitantes de asilo con casos activos en el programa «Permanecer en México” que ahora aguardarán sus audiencias en Estados Unidos, en lugar de hacerlo al sur de la frontera. Recelosas de que haya un incremento en el número de migrantes que arriban, las autoridades estadounidenses le están advirtiendo a la gente que no acuda a la frontera, sino que se registre en un sitio web que el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados lanzó el viernes.

Los recién llegados fueron trasladados a hoteles de San Diego para que guarden cuarentena debido a la pandemia de coronavirus antes de que viajen a sus destinos finales en Estados Unidos, lo que comúnmente significa quedarse con parientes, amigos o patrocinadores.

Biden está cumpliendo su promesa de poner fin a una política que Trump dijo era crucial para revertir un incremento en el número de solicitantes de asilo, que alcanzó su nivel más elevado en 2019. El programa, conocido oficialmente como “Protocolos de Protección a Migrantes», cambió la forma como el gobierno estadounidense solía tratar a la gente que solicitaba protección de la violencia y la persecución. La política de Trump los dejaba expuestos a la violencia en las ciudades fronterizas mexicanas y les dificultaba hallar abogados y comunicarse con las cortes para saber de sus casos.

Se prevé que a partir del lunes también se permita el ingreso de gente al país en Brownsville, Texas, y a partir del próximo viernes en El Paso, Texas.

La Organización Internacional para las Migraciones realiza en México pruebas de detección del COVID-19 a los solicitantes de asilo y pone en cuarentena durante 10 días a todo aquel que dé positivo. En San Diego, incluso los solicitantes de asilo que dieron negativo estarán en cuarentena en hoteles durante siete días, atendiendo las directrices de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Roberta Jacobson, asesora en la materia en la Casa Blanca, dijo en una entrevista con BBC Mundo que EE.UU. procesará «lo más rápido posible» unos 25.000 pedidos de asilo de personas que aguardan en situación precaria desde hace meses en México.

Se trata de casos comprendidos en el programa Protocolos de Protección a Migrantes (PPM), también denominado «Quédate en México», lanzado por Trump para que los solicitantes de asilo permanecieran en ese país mientras EE.UU. procesaba lentamente sus pedidos.

Deja un comentario