El Rey Félix quiere llegar al Salón de la Fama

Félix Hernández, pese a que tuvo la oportunidad el año pasado con Atlanta, al final decidió no jugar por no exponerse al virus, pero éste año está claro lo que quiere: mejorar sus números.

En un montículo por primera vez desde el complejo primaveral de los Orioles, el venezolano Félix Hernández lució a la misma vez inconfundible como enteramente desconocido.

La imagen era bastante asimétrica: la misma forma de pararse sobre la goma, la misma manera de llevar la gorra ligeramente inclinada, el mismo windup que hizo de Hernández, por más de una década en Seattle, sinónimo de la aristocracia del pitcheo. Sólo los colores eran diferentes, y de forma impactante: un naranja brillante con letras negras, tan distinto del azul de los Marineros como lo es Seattle de Boston.

Este es el Rey Félix a los 34 años, en el campamento de los Orioles con un contrato de ligas menores, casi 17 meses después de haber lanzado su último juego de temporada regular. Es el dueño de seis llamados al Juego de Estrellas, dos títulos de efectividad de la Liga Americana, un premio Cy Young de la L.A. y más de US$200 millones recibidos a lo largo de su carrera. Es probablemente el pitcher con más pergaminos que viste el uniforme de los Orioles en una generación, y a la vez muy lejos del nivel de dominio al que una vez estuvo acostumbrado.

“El Salón de la Fama”, dijo Hernández el jueves. “Pienso que tengo una oportunidad, pero hay algunos números que debo mejorar. Si logro esas metas, creo que tengo una posibilidad de llegar al Salón de la Fama”.

Para elevar esas probabilidades, Hernández cree que necesita llegar a 200 victorias y 3,000 ponches. Ganó 169 juegos y sumó 2,524 ponches entre 2005 y 2019 con los Marineros.

MLB

Deja un comentario