El Matrimonio no solo es un contrato

Durante la infancia,  nos enseñaron,  que la familia “es la base de la sociedad,  que esta formada por los hijos,  papa y mama”.

La biblia nos habla del matrimonio en el libro de Mateo 19, 5,  el cual dice así: “Y dijo: El hombre dejara a su Padre y a su madre,  y se unirá con su Mujer,  y serán los dos uno solo. De manera que ya no serán dos,  sino uno solo…”. Estas divinas palabras,  traen implícito valores como la fidelidad, el cariño y sacrificio por el otro.

No significa que el ser humano abandonara a sus padres,  al contrario lo honraran por toda la vida,  mediante el amor y el socorro, pero evidentemente ellos ya tuvieron su historia, donde los hijos forman parte de ella,  pues una vez que los hijos contraen matrimonio, deben forjar la propia.

El matrimonio es un compromiso de  vida y un camino por donde la pareja transitará. Cada circunstancia,  situación o anécdota servirá para forjar y unificar la relación,  es por ello, que es relevante e imprescindible sembrar valores y principios que servirán de roca fuerte para que aun, ante las adversidades,  el matrimonio perdure.

Es necesario establecer como base fundamental el respeto,  la compasión,  la compresión y la comunicación,  entendiendo que como seres diferentes,  cada uno tiene su personalidad,  criterios  y carácter,   no vamos a conseguir un ser idéntico a nosotros,  por eso es necesario aceptarse y establecer acuerdos en donde existan desacuerdos.

El matrimonio en Venezuela esta regulado por el Código Civil,  el cual establece las disposiciones que regulan esta institución. Según el diccionario de la Academia,  el matrimonio es la unión de hombre y mujer concertada de por vida mediante ritos o formalidades legales. Obviamente el hombre ha establecido regulaciones para proteger el matrimonio,  pero el compromiso va más allá de una simple acta de matrimonio.

Los cónyuges establecerán un hogar donde compartirán “buenas y malas”,  y es con el paso del tiempo,   donde se pondrá a prueba el verdadero amor. El compromiso entre un hombre y una mujer para formar una familia es transcendental y va más allá de un documento o un anillo,  implica la entrega del uno al otro,  sin ataduras,  marido y mujer son complemento.

Se habla del matrimonio “feliz” o la pareja “feliz”,   esa felicidad depende de la disposición,  fidelidad,  entrega,  comprensión,  amor,  tolerancia y respeto. Es afrontar juntos los momentos difíciles y sonreír  en los gratos. Es la seguridad y la fortaleza que se consigue en un abrazo. Es la conexión que con el paso del tiempo se hace más fuerte, de tal manera, que  uno sabe lo que quiere o siente el otro con tan solo una mirada.

Es importante cuidar el matrimonio,  lamentablemente en Venezuela aumenta el numero de divorcios debido a muchos factores, entre ellos la perdida de valores y el compromiso inmutable que debe prevalecer como ley de vida en toda pareja.

Últimamente va en aumento las solicitudes de divorcios,  por diversas causas,  en especial cuando uno de los cónyuges sale fuera del país en busca del bienestar económico para la familia, parece que esos kilómetros de distancia que los separan físicamente,  arrasan con la relación,  sin embargo no siempre es así,  porque hay matrimonios que superan y se mantienen firmes ante cualquier dificultad.  

Existen otros factores como la falta de comunicación,  la violencia intrafamiliar,  la precaria situación económica,  la pérdida de valores que afectan negativamente la relación. Es importante destacar que todo matrimonio tiene sus altos y bajos,  no todos es color de rosa,  pero con respeto,  comprensión  y amor,  cualquier dificultad se puede superar, si ambos cónyuges juntan sus fortalezas y las convierten en oportunidades para salir adelante.

NilmaryBoscan Maldonado

Abogada

nilmarykris@gmail.com

Deja un comentario