Movimiento Ecológico de Venezuela denuncia el abandono de ecosistemas en el Esequibo

El Movimiento Ecológico de Venezuela denuncia el abandono en que se encuentran  los ecosistemas en el  Esequibo y el impacto ambiental por la explotación desmedida de trasnacionales de los recursos naturales en ese territorio que es de Venezuela, así lo señaló Marcelo Monnot Caridad.

Marcelo Monnot Caridad, Secretario General Nacional del Movimiento Ecológico de Venezuela (MOVEC) plantea que desde esta  organización y desde la ecopolitca, se debe buscar soluciones al problema del territorio Esequibo, este territorio venezolano en reclamación de gran importancia geopolítica, y de importantes ecosistemas fluviales de los ríos Cuyuní y Esequibo que delimitan un espacio del Macizo Guayanés, conformada aproximadamente de 159.500 km2 que encierran recursos naturales estratégicos, y que ha sido motivo de reclamaciones por parte de Venezuela desde el año 1966, mantiene aún a la República de Guyana, antigua colonia británica administrando este sistema sin ningún tipo de restricciones sin importar los daños que están ocasionando.

Monnot también resalta  que no  se puede tener  una actitud de renuncia a todo reclamo de los espacios que son propios de todos los venezolanos, que actuaciones desmedidas de explotación traigan consigo consecuencias irreparables y severos impactos ambientales, y que políticas equivocadas que se tomaron hace veintidós (22) años con Hugo Chávez y que continúa Nicolás Maduro, nos mantengan sin posibles soluciones.

Cómo es bien sabido, la riqueza mineral del Esequibo, entre otros, se encuentran la bauxita, el oro, los diamantes y el manganeso, se presume que existen interesantes reservas de uranio, petróleo y gas natural, algunos ya sujetos a planes de exploración y/o aprovechamiento por trasnacionales, de los cuales ya el gobierno guyanés, ha permitido la exploración petrolífera, entre ellas la Shell y la Exxon,  expone Monnot.

El Secretario General  del Movec,  expresa de manera contundente, “no se puede tolerar más abusos y debemos preservar este territorio con las características propias de poseer los suelos más antiguos del planeta, esta región posee extraordinarios recursos forestales, fundamentalmente en las tierras altas, que suelen ocupar más de ocho millones de hectáreas, con gran variedad de fauna y flora, y un elevado potencial de biodiversidad”.

Por esta y muchas razones, el Movimiento Ecológico de Venezuela denuncia el silencio cómplice de parte de la gestión del gobierno nacional y las pretendidas actuaciones de la República Cooperativa de Guyana, nuestro país, no sólo estaría perdiendo recursos forestales, hídricos y mineros, sino estaría contribuyendo de manera negligente al incremento del efecto de borde, por presiones negativas que puedan derivarse de un aprovechamiento irreversible de los recursos naturales en el vecino país, con la inevitable afectación de los frágiles espacios protegidos en nuestro territorio, sentenció Monnot

Prensa Movev.

Deja un comentario