Funcionarios del CICPC esclarecen casos de connotación nacional

 Tras un arduo trabajo de investigación policial Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), esclarecieron cuatro casos de homicidio, entre ellos, un femicidio; desarticularon un grupo hamponil dedicado al robo y otro que comercializaban medicinas traídas de Colombia, sin permisología sanitaria.

El director del CICPC, comisario general Douglas Rico, ofreció los detalles de las investigaciones a través de una transmisión en vivo en Instagram por las cuentas @Douglasricovzla y @Prensacicpc.

Informó que la División de Investigaciones de Delitos Contra la Salud Pública detuvo a Paula Andrea Reales Flores (25) y Haider Emilio Serpa Huertas (45), quienes tenían una oficina en la Torre Europa, ubicada en el municipio Chacao, estado Miranda, donde comercializaban medicamentos sin contar con los permisos requeridos; así como la venta de municiones, traídas desde la República de Colombia.

Durante el operativo les fue incautada un arma de fuego.

Precisó que se están realizando alianzas con Interpol, para detener a quienes hacen estos envíos desde el vecino país.

Igualmente, indicó que funcionarios de la Delegación Municipal Anaco desarticularon un grupo delictivo que operaba en esa ciudad del estado Anzoátegui, dedicado a cometer múltiples robos, el cual estaba conformado por funcionarios policiales y delincuentes.

Los detenidos fueron identificados como Melvin de Jesús Díaz (18); Ángel Luis Torres (24), miembro del organismo de seguridad; Ángel Arnoldo Tablante Bolívar (35), apodado El Amarillo; Carlos José Urbano Martínez (32), alias Trampa y Noel Efraín García (43), conocido como El Viejo Noel, líder de este grupo hamponil.

El Comisario General destacó que los organismos de seguridad a los que pertenecían los detenidos, colaboraron con las investigaciones realizadas.

Durante el balance semanal, el Comisario General destacó el trabajo realizado por la División de Homicidios, tras esclarecer el asesinato de Pedro Luis Suárez Salazar (51), quien se desempeñaba como gerente de transporte de Pdval y el homicidio de Jesús Alberto Noguera Permia (40), productor de Teatro.

Sobre el primer caso refirió que Suárez Salazar se dirigía al cumpleaños de su hijo cuando fue sometido por delincuentes, quienes le efectuaron varios disparos y le quitaron la vida. Su muerte fue planificada y causada por Adonys José Morillo Andrade (37) y Fernando de Jesús Perdomo (50), quien presumía que la víctima querría mantener relación sentimental con su pareja, por lo que cegado por los celos, planificó el crimen.

Mientras que en el segundo homicidio, ocurrido el 1 de diciembre, están involucrados Alexis Daniel Bruce Araya (18), y Keyder Josmar González Gómez (18), apodado El Chino. El cuerpo de Noguera Permia fue localizado desmembrado dentro de un refrigerador. Alexis mantenía una relación con la víctima y éste lo amenazó con hacerlo público.

El Director del CICPC también informó que fue esclarecido por funcionarios de la División de Víctimas Especiales, el homicidio de Virgilio Alexis Materano Gallardo (57), quien se desempeñaba como trabajador del mercado mayorista de Coche. Este ciudadano desapareció repentinamente y fue hallado el pasado 18 de noviembre, en la Autopista Regional del Centro. Tras estudios antropológicos se determinó que era la víctima en cuestión.

Por este hecho resultaron detenidos Jesús Antonio Briceño (34) y Luis David Higuera Soto (19); queda por identificar y detener a un tercer implicado, apodado El Primo, quienes dieron muerte a la víctima para despojarlo de sus pertenencias.

Finalmente, Rico emitió detalles sobre el femicidio de Mariangel Brillecsis Rodríguez Castillo (26), ocurrido en el estado Carabobo, quien fue engañada por su pareja sentimental Jesús Alexander Pérez Pérez (37), apodado El Chino, ya que este creía que la víctima le era infiel.

Tras el trabajo realizado por la Delegación Municipal Las Acacias se conoció que Pérez Pérez planificó el crimen con su ex pareja, Ybellis Tibisay Gutiérrez Caro (58), apodada La Espiritista. Cavaron una fosa dentro de la vivienda de la detenida y con la ayuda de Darío José Arévalo Blanco (52), apodado El Cheo, y un joven de 17 años, le causaron la muerte mediante asfixia y posteriormente la enterraron, reseñó el departamento de prensa.

Con información de VTV

Deja un comentario