Venezolano. Murió al no ser remitido a un hospital de tercer nivel en Colombia

Marcelino Sequera Gómez de 49 años, venezolano, sufrió un accidente en una piscina pero esperando un traslado a un hospital de tercer nivel, murió en San José del GuaviareColombia.

Según los familiares de Marcelino, no fue posible que la Secretaría de Salud tramitara la salida del paciente, para que recibiera atención médica especializada, quien había sufrido un accidente en una piscina.

Gómez perdió el conocimiento y estaba entubado a la espera de una remisión a un centro asistencial de tercer nivel en el interior del país.

La situación fue compleja para este paciente, al parecer por tratarse de un venezolano no se logró que el personal de salud lo envíe a otro hospital para recibir un tratamiento adecuado.

Funcionarios de la entidad pública indicaron que cuando se produjo la solicitud de envío a un centro hospitalario de tercer nivel en el interior del país el sistema estaba colapsado por COVID-19 y no fue posible encontrar una cama.

Según sus familiares, lo único que hizo la entidad hospitalaria fue entregarle el cuerpo sin vida del venezolano con pronóstico de sospecha por COVID-19, por lo que será cremado el cuerpo en Villavicencio, fue de la única manera que su familia logró sacar a Marcelino al interior del país. 

Deja un comentario