Tigres se resiste y Magallanes puso la serie a su favor

Magallanes puso la serie 3 a 2, mientras que los Tigres no se rinden y alargan la espera de los Cardenales o una remontada para llegar a la final.

El dominicano Logan Durán estuvo dominante durante los 6.0 innings que lanzó. ¿Quién fue su mejor aliado? El receptor Ramón Cabrera. Tigres de Aragua anotó seis rayitas para tener tranquilidad en el José Pérez Colmenares de Maracay. ¿Quién remolcó cuatro de esas carreras? Pues Ramón Cabrera.

Todo eso quiere decir que Ramón Cabrera fue el gran protagonista en el reparto bengalí. Tuvo buena comunicación con Logan Durán y, además, encontró inspiración con el madero. Todo eso llegó en el mejor momento. Aragua estaba contra la pared, y su situación no ha cambiado. No obstante, con la victoria 6-4 sobre Cardenales de Lara, ahora lleva la serie semifinal a seis juegos.

Mientras Logan Durán desarrollaba una buena salida, los bates rayados comenzaron a producir temprano. Con un sencillo al jardín central, Ramón Cabrera remolcó a Alexi Amarista y Hernán Pérez en el primer inning. Luego Edwin García impulsó al receptor con imparable al prado izquierdo.

Henry Centeno, abridor y adición de los pájaros rojos, tuvo problemas ante los bengalíes. De hecho, su trabajo duró 1.2 capítulos. El relevo larense entró temprano y mantuvo las cosas en calma. Pero, luego de que Cardenales pisó el plato en el sexto acto, tras un passed ball de Ramón Cabrera, el gran protagonista volvió a tener una escena importante, aunque en el séptimo episodio.

Con hit al bosque derecho, Ramón Cabrera fletó a Hernán Pérez y Ramón Flores. Edwin García, el mejor actor de reparto de la noche, empujó a Henry Alejandro Rodríguez con elevado de sacrificio.

La bandada del crepúsculo se acercó en el octavo pasaje con sencillo remolcador de Gorkys Hernández. Y Aragua terminó con el corazón en la boca después de que René Reyes dio un cuadrangular, con un compañero en circulación, para poner el juego por dos anotaciones en el noveno inning.

Magallanes a uno de la final

A diferencia de la noche anterior, esta vez, los Navegantes del Magallanes sí ligaron con corredores en las bases y, además, supieron capitalizar los errores de Caribes de Anzoátegui, para derrotarlos 13 carreras por 5, en el Estadio José Bernardo Pérez.

Wilfredo Ledezma por segunda apertura de esta serie semifinal, fue vapuleado por los maderos turcos, quienes le conectaron ocho hits y le fabricaron siete rayitas, en cuatro innings de labor.

Por la nave, el también zurdo Félix Doubront de igual forma se mantuvo en la lomita durante cuatro capítulos, pero recibió menos castigo que su colega Ledezma. El carabobeño admitió cinco imparables y, aunque regaló cinco boletos, le hicieron solo par de carreras.

El ataque ante el siniestro de Caribes no se hizo esperar, al inaugurarse la pizarra en el mismo primer acto, con un rally de cuatro anotaciones. En ese momento, dobles consecutivos de Reynaldo Rodríguez y Danry Vásquez, produjeron las primeras tres carreras, en las piernas de Cade Gotta, Leonardo Reginatto y el propio Rodríguez. Luego Vásquez, que iniciaba así una gran noche para él, pisó el plato tras sencillo de Alberth Martínez.

Los Navegantes siempre tuvieron sus cañones a tiro para contra atacar y, en parte, esa fue la clave para mantenerse siempre arriba en el score y llevarse el triunfo. En el cierre de ese mismo tercer episodio, llenaron las bases gracias a tres pasaportes, y con un out, Renato Núñez soltó rodado para que Reginatto se engomara desde la antesala.

Con el choque 5 por 3 -fue lo más cerca pudo estar Caribes de Magallanes en el juego- en la quinta entrada, gracias a carreras anotadas de Ortega por imparables de Oswaldo Arcia, y de Willians Astudillo por elevado de sacrificio de Telis, los eléctricos dieron otro duro golpe con otro ramillete en la baja de ese mismo acto, esa vez, fue de tres rayitas.

De nuevo la parte gruesa de la alineación naviera se hizo cargo. Con indiscutibles de Reginatto y Rodríguez, Vásquez seguía respondiendo con creces, porqué fue la adición de la nave y la razón por la que fue considerado para el premio Más Valioso de la zafra. El jardinero se voló la cerca del jardín central, para colocar el choque 8-3.

Anzoátegui como siempre difícil de vencer, y más, al contar con una poderosa toletería, volvieron a amenazar con una posible remontada en el sexto inning, con par de rayitas más. Con corredores en tercera y segunda base, Astudillo dio rodado para que anotara Andruw Monasterio y, seguidamente, Ortega también pisó el home por un cohete de Arcia. Esas, fueron las últimas dos veces que Caribes llevó a casa a uno de su tribu.

Vásquez fue una de los más destacados por los turcos, al irse de 4-2, con tres anotadas, un doble, un cuadrangular y seis fletadas. Reginatto pisó el home en cuatro ocasiones, además de ligar tres hits en cuatro turnos, y el colombiano Rodríguez duplicó en cuatro chances al plato, con un tubey, dos anotadas y una empujada.

Los bucaneros se colocan apenas a un triunfo de alcanzar la Final de la temporada 2020-2021, al poner la serie a su favor 3-2. Esa conquista, tendrán que buscarla fuera de su feudo, en el juego seis o siete, en el Estadio José Pérez Colmenares.   

Deja un comentario