Aniversario. La tragedia de Lagunillas de Agua que dio paso a Ciudad Ojeda

Cuando se habla que Ciudad Ojeda nació de la tragedia y resurgió de las cenizas como el ave fénix, fue porque su fundación tras ser decretada comenzó a albergar a los habitantes de «Lagunillas de Agua», donde se registró un incendio que acabó con el pueblo que había sido fundado por los indígenas de Zapara. Eran chozas edificadas sobre pilotes en el Lago de Maracaibo.

Un 13 de noviembre un incendio se encargó de destruir a Lagunillas de Agua, después que se incendiaran al menos 300 viviendas por un derrame de petróleo de la Venezuelan Gulf Oil que cubrió de crudo la superficie del Lago de Maracaibo debajo de los palafitos. Una lámpara de kerosene arrojada desde una ventada fue el detonante del desespero de cientos de familias

Eleazar López Contreras, presidente en ese momento, al acercase a la zona para esclarecer la situación decidió decretar el 19 de enero como la fecha de fundación de Ciudad Ojeda, una solución para que albergara a los habitantes de Lagunillas de Agua, la cual había sufrido varios incendios y además de ser asentamiento palafítico donde las  condiciones de vida eran extremas.

Las primeras casas de Ciudad Ojeda fueron construidas alrededor de la Plaza Alonso de Ojeda, las cuales fueron pobladas en noviembre de 1937 cuando se produjo el incendio que acabó con “Lagunillas de Agua”.

Desde ese momento empezó el auge poblacional, puesto que los habitantes dejaron de pensar de Ciudad Ojeda como una zona sin futuro.

Deja un comentario