Caravana sigue su marcha pero aún es largo el camino

El grupo de 6.000 migrantes, según cifras oficiales, que partieron de Honduras entre el jueves y el viernes encontraron una fuerte represión en Guatemala. El sábado, otros 3.000 migrantes ingresaron en Guatemala sin respetar los trámites en la frontera, por lo que el total de personas que conforman la caravana es de unas 9.000.

Durante los incidentes de este domingo para intentar dispersar al grupo en la ciudad de Chiquimula, cerca de la frontera entre ambos países, varias personas resultaron heridas.

El gobierno guatemalteco dice que deportó a casi mil personas a Honduras en los últimos tres días por ingresar ilegalmente al país.

Un funcionario de transición de Biden no identificado dijo que los migrantes que esperan solicitar asilo en los EE. UU. Durante las primeras semanas de la nueva administración «deben comprender que no podrán ingresar a los Estados Unidos de inmediato»,  NBC News. informes.

Sin embargo, el funcionario de transición de Biden advirtió a los migrantes que no vinieran a Estados Unidos durante los primeros días de la nueva administración y le dijo a NBC que si bien «hay ayuda en camino», ahora «no es el momento de emprender el viaje». 

«La situación en la frontera no se transformará de la noche a la mañana», dijo el funcionario al medio.

México ha indicado que la caravana encontrará una mayor resistencia.

El presidente Andrés Manuel López Obrador le había prometido a Trump que detendría a los inmigrantes indocumentados, aumentando la atención y la inversión a lo largo de la frontera sur de México, según Bloomberg .

Deja un comentario