Tigres frenaron racha ganadora de las Águilas

Tigres de Aragua cortó negativa cadena de cuatro reveses, este domingo al apalear 11-1 a las Águilas del Zulia, en  el segundo juego de una doble cartelera celebrada en el Estadio José Pérez Colmenares de Maracay. De este modo, la racha triunfal de los rapaces quedó en cinco, al producirse esta división de honores.

Racimo de cinco carreras en el inning de apertura, resultó suficiente para detener a los visitantes y para que los dueños de casa tomaran una necesaria bocanada de oxígeno, que vino respaldada por un ataque de 13 imparables y un pitcheo, encabezado por el abridor y ganador Osmer Morales (2-2), que redujo a seis imparables la alineación adversaria.

El novato Carlos Betancourt (0-1), abridor por las Águilas, solo pudo enfrentar a cinco bateadores y al no poder sacar un out, se fue a las regaderas con la mácula de la derrota.

El triunfo iguala a los Tigres en el segundo lugar de la División Central con Leones del Caracas. Los bengalíes acomodan su récord en 11-13, mientras los selváticos andan con 13-15.

La caída sí resulta dolorosa para los aguiluchos, quienes más allá de abandonar su seguidilla ganadora, ven caer su récord a 12-14, en una División Occidental que registra triple empate en la punta y que les aleja a tres juegos de esa encarnizada lucha. Lo realmente grave para las Águilas, es que se encuentran con balance de dos juegos por debajo de los .500 puntos, mientras que sus contrincantes divisionales juegan cuatro encuentros por encima de ese average.

Aragua decidió temprano el encuentro al confeccionar racimo de cinco carreras. Roel Santos inició con sencillo a la derecha, ante Carlos Betancourt, quien llegó al juego con efectividad de 0.00 en tres salidas. José Flores sacó boleto y Alexi Amarista encendió doble a la derecha para impulsar a Santos y conducir a Flores hasta la antesala.

Hernán Pérez siguió con imparable a la derecha para fletar a Flores y ubicar a Amarista en tercera. Yosmany Guerra recibió base por bolas y el manager Rouglas Odor se llevó a Betancourt para entonces traer a Jefferson Medina.

Leobaldo Piña despejaría -en apariencia- un poco el camino al conectar por la grama corta para doble matanza. En la jugada anotó Amarista y Pérez aterrizó en la antesala. 

Pero Medina perdió la magia bien rápido. Alex Monsalve soltó doble a la izquierda para empujar a Pérez y Carlos Arroyo descargó triple por el centro para remolcar a Monsalve con la última del rally. Caía el acto inicial en su totalidad, con Aragua en cómoda ventaja de 5-0 para un juego pautado a siete capítulos.

En la conclusión del segundo inning continuó la fiesta de los maderos de Maracay. Ante el relevista Will Changarotty, tercer lanzador zuliano, Roel Santos inició con sencillo a la derecha y luego de un out, se robó la segunda almohadilla. Desde allí anotaría con imparable de Amarista a la derecha.

En la parte alta del tercer episodio, ante el abridor Morales, sencillo de Osleivis Basabe a la derecha y doble de José Briceño al centro, eliminaron la posibilidad de que Zulia -que ahora caía 6-1- fuese blanqueado además de apaleado.

En el final de ese inning, Aragua atacó de nuevo y facturó racimo de tres anotaciones para elevar a 9-1 la diferencia.

Ante el ineficiente Frank Duncan, quien llegó al encuentro con efectividad de 17.36, Carlos Arroyo abrió con sencillo por la inicial. Luego de un out, Roel Santos siguió incogible al centro y José Flores llenó las bases con inatrapable a la derecha. Con las bases congestionadas, Anthony Jiménez corrió por Arroyo en la antesala y Alexi Amarista lo remolcó con rodado por la inicial. Santos y Flores quedaron en posición anotadora y Hernán Pérez volvió a congestionar las bases al sacar base por bolas. Entonces Yosmany Guerra respondió con hit remolcador de Santos y Flores para consumar el rally.

En el sexto de los Tigres, también hubo movimiento de carreras. Ante el relevista Ángelo Infante, Hernán Pérez caminó y Wilfredo Giménez despachó imparable que no pudo controlar el jardinero central Kennedy Corona. Pérez anotó y Giménez, quien emergió por Yosmany Guerra, se mudaría a la antesala por error en disparo del torpedero José Salas, sobre rodado de Leobaldo Piña. Álex Monsalve entonces batearía para doble matanza y Giménez aprovecharía para cerrar la producción tigrera y dejar el definitivo 11-1

Deja un comentario