Hallacas navideñas: escasas ventas de ingredientes definen el desánimo en Cabimas para este 24-Dic

Faltan solo cinco días para que llegue el 24 de diciembre y los cabimeros aun no conciben la emoción de celebrar con las  tradicionales hallacas la cena navideña de esta fecha.

De acuerdo con los vendedores del Casco Central de Cabimas, cada vez tratan de adaptar los precios de los ingredientes de las hallacas a las capacidades económicas de los ciudadanos vendiendo sus productos en menor cantidad.

“Vendemos las bolsitas de 100 gramos de aceitunas, alcaparras y pasitas (uvas pasa) a 1 millón de bolívares cada una, el bijao los ofrecemos por secciones a menos de 1 millón también, pero se ha vendido muy poco”, informó Carlos Perozo, uno de los verduleros del lugar.

Sin embargo, el precio del frasco de aceitunas de 500 gramos cuesta 4 millones Bs. en adelante, el kilo de pasitas varía cerca de los 6 millones Bs. y las alcaparras igualmente suelen venderse en frascos de 250 o 500 gramos a 1.800.000 Bs. y los 4.500.000 Bs.

Por otra parte, el precio del puerco y el pollo —las proteínas más usadas para el guiso hallaquero— varía en cada carnicería, pero su costo es de al rededor de 5 millones y 2.500.000 Bs. respectivamente.

Mary Perdomo, ama de casa residente del sector Los Médanos, expresó que preparar las hallacas en sí no era muy costoso si uno lo pensaba, pero el sueldo mínimo de su esposo no alcanza para comprarlo todo.

Así sea para unas 20 hallacas, gastamos más de cinco millones entre el bijao, las aceitunas, las pasitas y las alcaparras, más las verduras, los condimentos, la harina”, explicó Perdomo. “El puro pabilo para enrollar las hallacas cuesta más de 700 mil bolívares”.

Por su parte, otra ciudadana informó que en su casa no perderían las costumbres y celebrarían la víspera de la navidad con sus respectivas hallacas: un guiso generalmente de puerco o pollo con encurtidos, cubierta con fina masa de maíz y finalmente envuelta en bijao u hoja de plátano.

“En nuestro caso tenemos la ventaja de que nuestros hijos nos envían del exterior, también que cada quien en la familia aporta algún ingrediente de las hallacas. El gasto es menor”, expresó la también ama de casa.

Por los momentos, los verduleros y carniceros del centro de Cabimas aseguran que los ciudadanos se encuentran desanimados en general para estas navidades, siendo la escasez de ventas un reflejo de esto.

Muchas personas han muerto por el coronavirus, los familiares de otros no podrán venir por la pandemia y, en general, no se siente el espíritu navideño”, expresaron. “No hay esa felicidad de antes”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s