En Santa Rita. Habitantes luchan para sobrevivir a la ausencia de agua por tuberías

Con tal de subsistir y generar soluciones a la ausencia de agua en Santa Rita, estado Zulia, habitantes del municipio se han visto en la obligación de usar reemplazos al servicio público que, por derecho, merecen y aún así no disfrutan.

De acuerdo con lo expresado por santarritenses, la localidad ya casi cumple cuatro años desde que el agua por tuberías se «convirtió en un mito» sin explicación o solución alguna por parte de las autoridades municipales, regionales o de Hidrolago, empresa prestadora del servicio.

«Nosotros debemos usar agua de pozo«, mencionó una santarritense en entrevista con este medio. «A veces algunos vecinos llenan con camiones cisternas y nos regalan, pero por lo demás tenemos que usar agua de pozo y comprar botellones».

El precio actual de la pipa de agua en el municipio ronda los 800 mil y el 1.200 mil bolívares, según lo informado por Andrea Aguilera, joven ciudadana de Santa Rita, y por lo general los conductores de los cisternas exigen a sus clientes que se compre el contenido completo del camión (30 pipas), por lo que el gasto suele ser de unos 30 millones de bolívares o más.

El que un hogar cuente con agua de pozo no hace que el costo sea más económico: «Uno no puede usar esa agua para lavarse el rostro o la zona íntima, es muy salada y tiende no solo a irritar, sino a infectar la piel», explicó Aguilera. «Quien tiene un pozo en su casa igual tiene que comprar, al menos, botellones de agua que cuestan como 150 o 200 mil bolívares».

Además, de acuerdo con Aguilera, hay quienes también usan el agua que proporciona el Lago de Maracaibo con fines como limpiar o lavar baños, en especial si viven en hogares justo en la costa con el cuerpo acuífero; y aquellos ciudadanos que aprovechan las temporadas lluviosas para desempolvar sus viejos canales y abastecerse del líquido precipitado.

«Ya han pasado tantos años desde que vino el agua por útlima vez que de verdad pensamos que no lo arreglarán», expresaron lastimosamente santarritenses habitantes de la capital del municipio.

Deja un comentario