Los fuertes dolores de los juanetes

Pero que dolor tan horrible, sientes que se doblaste el dedo gordo del píe, pero en realidad ha sido una malformación que ha sufrido esa zona del cuerpo, hablamos de los juanetes.

Un juanete es la desviación del hueso del dedo gordo, al sufrir una fuerte presión en la prominencia de la cabeza del primer metatarsiano, originado una deformación en el ángulo del hallux del pie.

La aparición de los juanetes se caracteriza por una inflamación dolorosa que empeora al caminar. Una de las curiosidades de los juanetes es que su aparición suele ser más frecuente en mujeres que en hombres.

Además, los juanetes también pueden aparecer como consecuencia de un defecto estructural heredado, de la tensión en el pie o de una enfermedad, como la artritis.

Existen factores añadidos que no siempre tenemos en cuenta, por ejemplo, a la hora de comprar calzado. Y es que, por muy bonito que este sea, el uso de zapatos de punta estrecha o de tacón alto, por ejemplo, contribuye a la aparición de los juanetes debido a que, cuanto más alto es el tacón, más empujan los dedos hacia la parte delantera del zapato, por lo que los dedos del pie pasan horas muy apretados.

Las personas que corren o ejercen algún deporte que lo requiera lo pueden padecer, debido a la presión tan repetida sobre la articulación del dedo gordo que es ejercida cuando se calzan sus deportivas.

Más en concreto los que son pronadores, esto es, aquellos cuya pisada es hacia dentro, debido a que la presión es aún mayor sobre la articulación.

La buena noticia es que es posible evitar la aparición de los juanetes con unas medidas sencillas, tales como utilizar un calzado adecuado, esto es, que sea flexible, que tenga una horma ancha, sin puntera e intentar utilizar un tacón bajo.

También es recomendable realizar ejercicios con el pie descalzo, ya que puede mejorar la musculatura del pie y evitar así que aparezca el juanete.

Otra de las opciones, siempre las presescriba un médico, es el uso de plantillas especiales que se coloca en el zapato, o almohadillas para juanetes que permiten reducir la presión de los zapatos.

Aunque el tratamiento puede ser conservador, existen casos en los que puede ser necesario realizar una cirugía, cuyo objetivo es enderezar la articulación del dedo gordo todo lo posible y reducir las molestias.

En la actualidad existen diferentes técnicas mínimamente invasivas que pueden dar solución a este problema, por ello es muy importante que acudas al médico cuando percibas los primeros síntomas o si tienes antecedentes de familiares con juanetes, ya que es fundamental un buen diagnóstico para poder realizar el mejor y más efectivo tratamiento.

Para prevenir la aparición de los juanetes es importante:

  • Utilizar un calzado adecuado: que tenga un enfranque rígido, flexible en los dedos y no excesivamente blando. Prestar especial atención a la altura (intentar que no sea de más de 3cm), que sea sin punta y que la horma del zapato no sea estrecha.
  • Usar plantillas (si el médico lo indica).
  • Fortalecer con ejercicios potenciadores de la musculatura intrínseca del pie.
  • Acudir a revisiones periódicas con tu médico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s