Bachaquero: dolientes empujan carroza fúnebre hasta estación de gasolina y militares niegan despacho

La falta de gasolina en Venezuela ha causado que el servicio fúnebre no se cumpla a cabalidad como en años anteriores y muestra de un botón fue un episodio ocurrido este 26 de noviembre de 2020 en Bachaquero, estado Zulia-Venezuela.

Y es que un grupo de motorizados empujaron una carroza fúnebre que trasladaba los restos mortales de una persona, que residía en la parroquia La Victoria, hasta la estación de servicio Dana, ya que la unidad no tenía ni una gota de gasolina.

El coche fúnebre arribó hasta las inmediaciones de la referida estación de servicio custodiada por un grupo de dolientes, quienes imploraron a los efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) 30 litros del derivado del petróleo para llevar el ataúd hasta su última morada.

El Cementerio Municipal de Bachaquero está ubicado en el sector 24 de Julio a 8 kilómetros de la poligonal urbana del municipio Valmore Rodríguez, un trayecto largo que no se podía cumplir a pie.

Un video colgado en redes sociales muestra el recorrido que hizo el carro fúnebre por toda la avenida Páez hasta la carretera San Pedro-Lagunillas, ante la mirada de valmorenses, quienes reprochaban que en el municipio esté ocurriendo esta calamidad.

Una larga cadena instalada en la entrada de la estación de servicio ya era una señal que era imposible surtir de gasolina al carro fúnebre ya que estaba cerrada y se esperaba la llegada del camión para abastecer los tanques, pero nunca llegó.

Ante esta terrible situación, familiares del difunto decidieron trasladar el ataúd en la batea de un enorme camión hasta el camposanto para darle cristiana sepultura.

Trifulca en velorio ambulante

Los dolientes que acompañaron los restos mortales del valmorense hasta la estación de servicio Dana vivieron horas de angustia y de desesperación en medio del velorio ambulante.

En otro video se ve cómo un efectivo de la Guardia Nacional Bolivariana corre velozmente hasta el grupo de dolientes luego de molestarse porque estaban grabando las instalaciones de la bomba.

“Me borráis ese video de una vez”, exclamó el efectivo castrense, quien en cuestión de segundos sacó su arma de reglamento para intimidar al conductor que usó su móvil para registrar una actividad en la estación de servicio. El resto de los dolientes impidieron que se llevaran detenido al hombre.

La comunidad valmorense sostiene que la municipalidad y el resto de los organismos competentes deben darles prioridad a las funerarias para tener acceso a la gasolina y trasladar a los difuntos.

Qué dicen sus familiares

El periodista Jhorman Cruz, en una nota de prensa, señaló que contactó a los familiares del difunto identificado como José Luis Aponte después que el videso se hiciera viral en las redes sociales.

“El guardia nacional nunca quiso prestarnos el apoyo para enterrar a mi padre (…) sentimos mucha indignación al ver que simplemente no quisieron porque combustible si había. No podíamos dejar el cuerpo en la bomba, por eso tuvimos que cambiarlo del carro a un camión 350 para llevarlo y enterrarlo. Él llamó a alguien que presumo fuera de la alcaldía y esta mujer le dijo que no”, expresó José Aponte, hijo del occiso durante la entrevista.

Por su parte, Greimer Valero, habitante de la jurisdicción y a quien el oficial le apuntó con un arma de fuego tal como se muestra en videos difundidos, mencionó que “la impotencia hizo que grabáramos, pero jamás creí que aquel guardia iba a salir corriendo para exigirme que dejara de grabar y menos que me apuntaría. Gracias a Dios todos se metieron, pero no había motivo para hacer lo que hizo. Soy de buena familia y nunca he tenido problemas con la ley”


«Después que grabamos y se vio perdido, el guardia nos intento chantajear diciéndonos que si borráramos los videos, nos echaban gasolina, por eso preferimos montarlo al camión 350 (al muerto) que darle el gusto», recalcó Valero.

Deja un comentario