EN TRES MESES DE GESTIÓN. SE HAN ATENDIDO MÁS DE 200 RECLAMOS EN MATERIA LABORAL EN LA INSPECTORÍA DE TRABAJO EN CABIMAS

Más de 200 reclamos en materia laboral (despidos, desmejoramiento  salarial, reenganches) han sido atendidos por la oficina administrativa de la Inspectoría de Trabajo ubicada en el municipio Cabimas de la Costa Oriental del Lago.

Yasmin Palenzuela, directora de la  Inspectoría del Trabajo con sede en Cabimas, pero que también tiene competencia para los municipio Santa Rita y Miranda, manifestó que hace tres meses asumió dicho cargo y desde allí ha comenzado su proceso de modernización dentro de la misma atendiendo las solicitudes, reclamos e inquietudes que hacen los trabajadores.

Recordó que esta dependencia adscrita al Ministerio de Poder Popular para el Proceso Social del Trabajo (MPPPPST), es una sede administrativa que busca mediar  en materia laboral entre los trabajadores y sus patronos.

En este sentido resaltó,  que se ha logrado el reenganche del 60%  de los reclamos tramitados por esta dependencia, los cuales se encuentran nuevamente en sus áreas de trabajo, mientras que hay un porcentaje significativo que no cumple con las medidas ni lo establecido en las mesas de negociación y de los acuerdos establecidos con el movimiento sindical.

La representante de la Insectoría del Trabajo manifestó que a través del MPPPST evalúa cada uno de los casos planteados  y si cumple con lo establecido en la ley se procede a su reenganche tanto para el sector público como el privado.

Informó, que próximamente se va a desarrollar un conversatorio a fin de definir y establecer las condiciones jurídicas de los trabajadores.

Conformación del Consejo Productivo del Trabajo

Yasmín Palenzuela hizo un llamado a los ciudadanos de los diferentes sectores del municipio y que desempeña una actividad productiva dentro de su comunidad para que asistan a la conformación del Consejo Productivo del Trabajadores, el cual consiste en que cada unidad de trabajo  en las comunidades sigan produciendo y se mantenga activas económicamente.

Dentro de las comunidades existen costureras, peluqueras, barberos, artesanos, carpinteros, panaderos, herreros, que son un potencial con su labor creativa y la idea es que puedan desempeñar cada unas de estas habilidades  y desarrollarlas dentro del sector donde habitan.

En este sentido, la Inspectoría del Trabajo les brinda el acompañamiento, la asesoría, la constitución y la certificación de estas unidades productivas en el seno de la comunidad.

Deja un comentario