¿Y ahora qué Venezuela?

Dentro de los tantos rumores que surgen con el advenimiento de Biden a la Casa Blanca y su política para Venezuela, se lee que intentará promover mecanismos internacionales que permitan elecciones libres en nuestro país, ello tiene varias aristas.

No hay que ser presa del falso nacionalismo prefabricado por el régimen que mienta “los problemas de los venezolanos lo resolvemos los venezolanos” pues es imposible. El primer lugar (y muy tristemente), desde época de Chávez el chavismo ha involucrado directamente a otros gobiernos como el cubano, hoy hasta forma parte de nuestro consejo de ministros donde se ventilan los secretos de Estado más delicados, sin mencionar que Irán, China y Rusia izan bandera por doquier en Venezuela e incluso mantienen presencia militar, entre otros. Así que, el chavismo es quien fomentó desde sus inicios la injerencia de gobiernos extranjeros en Venezuela.

Por otro lado, lo hemos dicho, ante el manejo discrecional por parte del chavismo de instituciones, armas y todo tipo de recursos públicos, los venezolanos hemos perdido toda capacidad de adversar al peor de todos los gobiernos de nuestra historia, solamente comparable con el imperio español de la era de la conquista/colonia en cuanto a saqueo de nuestras riquezas, a la destrucción de nuestra venezolanidad. Ha quedado demostrado que marchas multitudinarias, protestas, abstención e incluso participación masiva electoral son inútiles ante el chavismo, siempre termina imponiéndose a través de la violencia institucionalizada.

De ese modo, a los venezolanos solo nos queda el auxilio internacional, es una realidad tajante e inevitable. Ahora, no estamos justificando una intervención militar, existen infinidad de mecanismos internacionales que pueden socorrernos.

La reciente renovación de sanciones europeas sobre personalidades del chavismo hace entrever que pese Trump salga de la casa blanca la comunidad internacional democrática mantendrá presión sobre el chavismo.

Con relación a Biden y su deseo electoral tiene dos vertientes: Lo políticamente correcto es presionar, con la coalición internacional y su andamiaje, para obligar al chavismo aceptar en corto plazo elecciones libres, constitucionales y transparentes en nuestro país. Para nadie es un secreto que la retención chavista del poder es ilegal e ilegítima. Este es un escenario muy poco probable pues el chavismo jamás lo aceptará, sería lo mismo que entregar voluntariamente el poder.

El otro escenario que se aprecia es que intentará promover un revocatorio presidencial en 2022, sí este es el caso Venezuela habrá perdido, porque finalmente se habrá reconocido al régimen y siendo así ya sabemos cómo se desarrollan los procesos electorales en nuestro país después del 6D 2015… son lo más parecido a una elección interna del Psuv.

Nada está escrito aún, son muchos escenarios sobre la mesa, pero tengan claro: Así como el chavismo inmiscuyó a sus aliados internacionales dentro del país hace más de 20 años, los venezolanos (y su liderazgo político), tal como lo hicieron nuestros próceres, tendremos que socorrernos en aliados democráticos internacionales, porque sencillamente los venezolanos ¡No podemos solos! ante un Estado secuestrado que usa sus instituciones, armas y todo tipo de recursos en contra de su nación, amparados en sus lúgubres aliados internacionales. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s