Mariam ÁVILA, LA MODELO CON SÍNDROME DE DOWN QUE CONQUISTÓ NUEVA YORK

Este sábado 14 de noviembre de forma virtual en Denver (Colorado, EEUU) fue premiada por la Quincy Jones Exceptional Advocacy por ser «todo un ejemplo a seguir».

La historia de Marián Ávila podría ser la de otras muchas chicas que aspiran a triunfar sobre la pasarela y firmar un contrato de publicidad con alguna gran firma, pero ella es diferente. Tiene síndrome de Down y una tenacidad y espíritu de superación que le han llevado a alcanzar su sueño de ser modelo. Por ello, fue premiada este sábado 14 de noviembre de forma virtual en Denver (Colorado, EEUU) por la Quincy Jones Exceptional Advocacy por ser «todo un ejemplo a seguir».

Marián vive en Benidorm, tiene 23 años y una larga melena morena. Hizo sus primeros pinitos sobre la pasarela en marzo 2016, en un desfile benéfico de la diseñadora Lina Lavin en el hotel Ritz de Madrid. Tres meses después participó en un desfile del diseñador valenciano Francis Montesinos y en septiembre participó en la Fashion Week de Sevilla. También ha desfilado para Ágatha Ruiz de la Prada y ha participado en campañas publicitarias de El Corte Inglés y Levis.

En 2018 su historia llegó a los oídos de la modelo adolescente Kenzie Dugmore, hija de la coordinadora de modelos de la Fashion Week de Nueva York. Había leído un artículo sobre Marián y se puso en contacto con ella a través de Facebook. «Quisiéramos hacer tu sueño realidad… Por favor, dime si estás interesada», le escribió. Marián voló acompañada por su familia a Nueva York y desfiló para la diseñadora Talisha White. Se convirtió en la primera modelo con síndrome de Down en subirse a la pasarela neoyorquina.

Su afán de superación se vio recompensado este sábado con el premio que compartió con la actriz de Anatomía de Grey Caterina Scorsone. «Estoy muy contenta, es un honor recibir un premio importante para todo el mundo», declaró la modelo en una entrevista con Efe donde confesó sentirse sorprendida.

Sabe que es un ejemplo para otras personas que aspiran a ver cumplidos sus sueños, especialmente las que no cumplen con los cánones establecidos. «Las personas con síndrome de Down también pueden, igual que todo el mundo. Todos podemos cumplir nuestros sueños», subrayó en la entrevista a Efe. «Me siento feliz de lo que soy y de que todo sea así».

Con información El Mundo

Deja un comentario