Cargill vendió sus operaciones en Venezuela

La empresa estadounidense Cargill vende sus operaciones en Venezuela al fondo Phoenix Global Investment y al grupo local Puig, dijo el martes 10 de noviembre la compañía en un comunicado.

Recordamos que Cargill es la encargada de procesar harinas, sémola para pastas, manteca, entre otros productos. Una de sus instalaciones de encuentro en la ciudad de Cabimas, otra oficina está en Maracaibo.

Cargill, que elabora pastas, harina y aceite, señaló que estima que la transacción con los nuevos compradores «tome varios meses». No detalla el monto de la venta, dice una nota publicada en el portal argentino Infobae.

La información fue dada a conocer a la fuerza laboral. La empresa señaló que «después de la revisión de su portafolio de inversiones y de explorar alternativas para el futuro del negocio en el país, Cargill acordó la venta de sus operaciones en Venezuela…».

El pool de compradores está representado por el fondo Phoenix Global Investment y el grupo Puig será el operador de los negocios que deja el conglomerado estadounidense en el país, luego de más de 34 años de presencia en el mercado local. La estadounidense tiene una nómina superior a 1.500 trabajadores en el país.

Cargill venía muy activa en el mercado de valores venezolano como emisor de renta fija; sin embargo, los resultados del negocio en Venezuela eran acordes a la situación crítica de la economía nacional, por lo que la revisión del portafolio concluyó en la venta, que, indican fuentes del sector, venía planificándose desde hace varios meses.

Cargill se suma un ya numeroso grupo de empresas internacionales, especialmente estadounidenses, que ha abandonado el mercado nacional en diferentes sectores. Es interesante subrayar que la empresa no se va por la vía de Kellogg´s y otras corporaciones que cesaron las operaciones tras pagar los compromisos laborales, sino que buscó compradores para su operación, lo que garantiza que las plantas se mantengan operativas y el respeto de sus derechos marcarios en el país.

La empresa compite en nutrición animal, aceites y grasas, pastas y harinas. Maneja marcas emblemáticas como pastas Ronco y Mimesa; harinas de trigo Blancaflor; Aceite Vatel y la tradicional denominación de manteca Los Tres Cochinitos; y en alimentos para animales tiene a Purina.

Para Puig, la operación significa una importante diversificación, ya que su portafolio se basa en productos de galletería y dulces; sin embargo, la adquisición de Cargill genera importantes oportunidades de sinergias y ampliaciones, sobre todo de cara a los consumidores finales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s