POR SEGUNDA VEZ. EXHUMADOS LOS RESTOS DEL BEATO JOSÉ GREGORIO HERNÁNDEZ COMO PASO PREVIO A SU BEATIFICACIÓN

A  Las 10 de la mañana de este lunes 26 de octubre  se lleva a cabo la exhumación de los restos de José Gregorio Hernández, los cuales reposan en la iglesia de La Candelaria, en Caracas, como parte del proceso previo a la beatificación y en la conmemoración de los  156 años del nacimiento del «Médico de los Pobres».

 El cardenal, Baltazar Porras, había anunciado este proceso que por segunda vez se le realiza al cuerpo del doctor José Gregorio Hernández, ahora beato venezolano. El 23 de octubre de 1975 se realizó la primera y sus restos fueron trasladados desde el cementerio General del Sur hasta la iglesia Nuestra Señora de la Candelaria, de Caracas.

En esta  exhumación, participan médicos patólogos, especialistas y fiscales jurídicos de la Iglesia, como testigos de la presencia real de restos humanos.

La finalidad de este proceso es verificar la condición de los restos del nombrado beato, en primera instancia, para garantizar la prolongada conservación de su cuerpo, responsabilidad histórica para permitir la devoción, veneración y custodia de sus reliquias por las futuras generaciones.

En junio último, la Congregación para la Causa de los Santos del Vaticano promulgó el decreto con la autorización del papa Francisco para concretar la beatificación del doctor José Gregorio Hernández, quien nació en 1864 en el Estado de Trujillo y fue uno de los precursores, en Venezuela, de los estudios de Histología y Bacteriología.

La noticia llegó a Venezuela en medio de la crisis de la Covid-19 y con el simbolismo añadido que, de acuerdo a sus biógrafos, J. G. Hernández habría combatido de manera especial la pandemia de la llamada «gripe española», de 1918 y, también, habría «ofrecido su vida a Dios» para que la (Primera) Guerra Mundial acabara de una vez.

Herández falleció al día siguiente de la firma de uno de los Tratados de Versalles, en 1919, los cuales habían puesto fin, al menos de manera oficial, al conflicto armado.

El milagro que se le atribuye es la salvación de una niña tras ser baleada en 2017 y sería el único acreditado entre los más de 2.000 atribuidos al médico, de acuerdo a los reportes oficiales del Vaticano, donde el proceso de beatificación fue iniciado en 1949 y ya, desde 1986, había sido declarado «venerable» por el jefe de la Iglesia católica, en ese momento, Juan Pablo II.

Durante el proceso de exhumación estuvo presente   la niña Yaxury Solórzano, quien es la favorecida con el milagro de  salvación de la niña tras ser baleada en 2017 y sería el único acreditado entre los más de 2.000 atribuidos al médico, de acuerdo a los reportes oficiales del Vaticano y  que llevará al médico isnotueño a los altares.

Yaxury fue con su madre y una hermana, de acuerdo con una foto subida a twitter por ValeTV, que transmitirá la ceremonia. Al inicio de la ceremonia se le vio cerca del altar, junto al cardenal Baltazar Porras.

Deja un comentario