ASESINATO DE ENFERMERA PUEDE SER POR MOTIVOS PASIONALES

Un motivo pasional pudo desencadenar el asesinato de la enfermera Karla Vanessa Guerrero Suárez, cuyo cadáver fue encontrado el domingo 18, en un apartado paraje del sector El Hiranzo, en el estado Táchira, a pocos kilómetros de su residencia.

Las autoridades del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC) han levantado una investigación para conocer como fueron las últimas horas de la enfermera de 39 años, quien vivía en el sector Coconito de Táriba.

Karla Vanessa laboraba en el Hospital del Seguro Social y era bastante conocida por su comunidad, donde se dedicaba a apoyar causas de solidaridad en pro del bienestar de vecinos, por lo que su deceso fue muy sentido en la zona.

En un contacto con uno de sus familiares, expreso que desconocía los motivos por los que la dama fue asesinada brutalmente, además de indicar que solo esperan que las autoridades del CICPC hicieran las investigaciones correspondientes para dar con el paradero del autor o autores del vil asesinato.

La tarde de este miércoles 21, luego de realizar el acto del sepelio, aún la consternación y el dolor se reflejaba en los rostros de la familia, especialmente sus progenitores que no podían articular palabra por la irreparable pérdida de uno de los integrantes de la familia Guerrero Suárez.

La mujer al parecer acudió a una cita, pero pasadas las horas sus familiares empezaron a preocuparse porque Karla Vanessa no se ausentaba de sus casas por tanto tiempo; su celular dejó de funcionar, y comenzó la preocupación entre sus allegados.

Una vecina de la zona de Coconito expresó que la joven mujer se encontraba desde hace tiempo separada de su pareja, con la que había convivido durante varios años. “Era muy trabajadora, estaba dedicada al cuidado de sus dos hijos, compartiendo además el hogar con sus padres”.

Su cadáver fue encontrado por algunos habitantes del sector El Hiranzo, y luego del levantamiento del cuerpo que fue llevado a la morgue del Hospital Central de San Cristóbal, sus familiares la reconocieron a través de unos tatuajes y la vestimenta que llevaba puesta el día sábado cuando salió de su hogar.

Según una fuente consultada, los funcionarios de la División de Homicidios del CICPC delegación Táchira centran sus investigaciones en los contactos y personas que vieron el sábado a la infortunada mujer desde que salió de su residencia, los lugares donde acudió y quienes le acompañaban, para tratar de esclarecer este hecho que enluta a una familia de Táriba.

La Prensa del Táchira 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s