Real Madrid cae en su debut en la Champions

El Shakhtar de Ucrania, que se impuso con claridad, con justicia y varios pasajes de buen fútbol, en la casa de un desconocido Real Madrid que intentó despertar pero sucumbió en el esfuerzo.

El equipo ucraniano se impuso por 2-3 en territorio español, un revés más para un Zidane que suma una segunda derrota en casa y empieza mal su andar en una Champions League en un grupo que no es fácil (con Inter de Milán y B. Monchengladbach).

Era todo muy atípico en el Alfredo Di Stefano. Real Madrid salía con una nómina al menos novedosa, con Jovic titular y Benzema suplente, con Mendy de lateral derecho (por lesión de Odriozola y Carvajal) y con Kroos y Vinicius Jr al banquillo. ¿Arrogante Zidane? No faltó quien lo sugiriera.

Y al frente un Shakhtar que improvisaba su nómina pues tiene ocho jugadores (¡ocho!) en recuperación de coronavirus covid-19, lo que obligó al técnico Luis Castro a usar jugadores con poco rodaje.

¡Suerte para el Madrid que no estaba Shakhtar completo! Porque en el primer tiempo hizo trizas el ensayo del DT merengue: a los 29 aparecía Tete para tomar el rebote tras una fabulosa jugada de Korniienko; a los 33 presionaba tanto el equipo ucraniano que presionaba a Varane a meter la cabeza en un intento de despeje que acabó en autogol -otra vez Varane en contra- y a los 43 era Solomon quien aparecía justo para retratar la lentitud de Marcelo y poner la cuenta 0-3. ¡Contra todo pronóstico!

El descanso acabó ayudando, pues Zidane puso las cosas en orden, entró Benzema por el inédito Jovic y las cosas empezaron a enderezarse en Madrid.

A los 53 se cansó Luka Modric de las asociaciones y remató directo al arco para dejar al arquero sin reacción, un golazo para el 1-3. Pero se salvaba un minuto después en otra rápida salida de Tete que resolvió bien Courtois. Y a los 55 se estorbaron los dos atacantes del Shakhtar y se perdieron el cuarto en una genial salida de Korniienko.

Llegaba Vinicius, otro incomprensible suplente, y en su primera llegada, de derecha, castigaba y ponía la cuenta 2-3. Pero estaba Tete y en un pase filtrado a espaldas de los centrales quedó el atacante mano a mano y perdió el duelo con Courtois y el cuarto tanto ucraniano.

Tuvo Mendy el empate pero se lo perdió a los 77 e insistía todo el local sobre el arco rival, exponiéndose a Tete, quien era una amenaza constante por su rapidez, como cuando en lo habilitaba Marco Antonio a los 79 pero se invalidaba todo por fuera de lugar.. iba a ser un golazo. Y entre tanto insistían sobre la puerta ucraniana, cerrada por todos los frentes, Benzema, Militao, Kroos, hasta Marcelo… todos chocaban, una y otra vez.

Entonces, como no podía fallar, el VAR: a los 93 minutos la jugada de gol para el empate 3-3 de Valverde acabó anulada por posición irregular de Vinicius. Si algo faltaba para la noche de pesadilla era la herramienta tecnológica jugando en contra el de Madrid.

Y se acabó el tiempo y quedó la sensación de que se regalaron 45 minutos en un raro ensayo de Zidane que dejó claras varias cosas: no hay unidad B (el propio DT la despreció), Sergio Ramos no tiene suplente ni reemplazo ni nada en el Madrid y cada equipo que vaya a la casa merengue con velocidad y una pizca de precisión hará mucho daño en esta Champions.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s