Los Astros resisten y los Bravos dejan en jaque a los Dodgers

Los Astros de Houston se resisten a quedar fuera, y ganaron a los Rays, mientras que los Dodgers quedaron contra la pared ante unos crecidos Bravos de Atlanta.

os Astros de Houston se rehusan a quedar eliminados, no se le quieren poner fácil a los Rays de Tampa, a los que derrotaron 4-3 en el quinto juego de la serie , que ahora está 3-2 a favor de la novena de la Florida, en la definición del título de la Liga Americana, en el béisbol de las Grandes Ligas.

Rays de Tampa había hecho lo más difícil, ganar los tres primeros juegos y cuando se pensó que era barrida los Astros reaccionaron para meterle picante a esta definición.

La proverbial ofensiva de los Astros tuvo este jueves la primera y la última palabra en el quinto juego de la Serie de Campeonato de la Liga Americana. Y gracias a eso, el duelo contra los Rays se ve completamente diferente ahora.

Houston jugó sin errores ni despistes por segundo día consecutivo y por segundo día consecutivo contó con el pitcheo necesario para respaldar a sus experimentados maderos. Así, Tampa Bay pasó de estar a un triunfo de la Serie Mundial –que todavía lo está– a quedar contra las cuerdas.

En un día de relevistas, el manager Dusty Baker salió avante, aunque no tiene el mejor bullpen. Pero el abridor venezolano Luis Heibardo García le dio dos buenos innings, y sus seis auxiliares aislaron tres carreras –todas por cuadrangulares solitarios– en siete tramos.

Por su parte, a los Dodgers les tocó al pitcheo de los esquivadores para ser demolido por bates tan letales como los suyos propios, y hasta Clayton Kershaw pagó por ello.

Kershaw y un casi anónimo Bryse Wilson estuvieron trenzados en un duelo de pitcheo los primeros cinco actos. Pero mientras el desconocido aislaba un hit –y ese fue todo el daño que recibió en seis completos, un jonrón solitario de Edwin Ríos– los maderos de Atlanta venían avisándole a Los Ángeles que no todo estaba bien con su as, con conexiones contundentes que en principio solo sirvieron para una rayita, la del cuadrangular de Marcell Ozuna.
Hasta que apareció Ronald Acuña Jr. para abrir la parte alta del sexto.

Durante el ataque de seis carreras de los Bravos en el sexto inning, Ozuna conectó un doble de línea por el centro, empujando a Freddie Freeman y sacando a Kershaw del juego. Ozuna atacó nuevamente con su segundo jonrón en el séptimo, un cañonazo de 434 pies por el centro ante Dylan Floro que tuvo una velocidad de salir de 105.6 mph.

Ozuna finalmente bateó un sencillo impulsor por el centro contra Jake McGee en el octavo, su quinto turno del juego, y extendió a 10-2 la ventaja de Atlanta.

La velocidad de Acuña resultó clave para darle la ventaja a los suyos y encender el rally. Llegó a la inicial por sus piernas, en ese infieldhit, con sus piernas ganó la intermedia, al forzar el error en tiro de Kiké Hernández y sus piernas le llevaron al home en un santiamén con el doblete de Freddie Freeman.

Con eso empezó la descarga de artillería, la revancha frente a lo sucedido el día anterior, la humillación para los campeones de la División Oeste.

El batazo de Ozuna envió a Kershaw a las duchas y su auxiliar el venezolano Brusdar Graterol no pudo apagar el fuego. Por el contrario, tras ser saludado con una línea al right de Travis d’Arnaud, permitió que entrara la herencia que recibió en circulación y otras dos más, antes de irse a las duchas dejando en las bases un corredor adicional que se anotaría en su cuenta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s