Aprueban renovación de Alto Comisionado de DDHH en Venezuela

Con 14 votos a favor, 7 en contra y 26 atenciones, se aprueba la resolución 45/55 sobre cooperación y asistencia técnica de la oficina de Michelle Bachelet con Venezuela, presentada por Irán, Siria, Turquía y Venezuela en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Esta decisión implica que se renueva el trabajo de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos del organismo en Venezuela.

La moción fue apoyada por la delegación del gobierno de Nicolás Maduro, México y otros 11 países más.

Sin embargo, pese a la votación favorable el alto número de países que se abstuvieron reflejó una gran disenso en la discusión sobre los alcances que ha tenido la Oficina que dirige Michelle Bachellet en Venezuela.

Por ejemplo, Perú y otros 10 países consideran que la presencia de la Oficina en el país ha sido limitada.

Denuncian que continuaron violaciones sistemáticas a los derechos humanos y además afirman que se disfraza la impunidad.

“¿Hubo un cambio en patrones de violaciones de derechos humanos? La respuesta es NO”, concluye indicando la representante de Perú.

La delegación de Brasil señaló que se requiere voluntad genuina de Venezuela para superar la crisis.

Denuncian más de 1309 asesinatos la mayoría cometidos por las FAES, que siguen funcionando a pesar de recomendación de que sean disueltas. “La Venezuela del proyecto (de resolución) es una ficción”.

También se abstuvo la representación de la Unión Europea que condenó la represión en Venezuela.

Señalan que se requiere cumplir con las recomendaciones de la OACNUDH y denuncian que la situación en Venezuela es grave. “El texto de la resolución no es suficiente” .

El representante de Argentina también mostró su disconformidad con el texto de resolución propuesto por Irán y secundado por México.

El gobierno de Alberto Fernández está preocupado por la situación de derechos humanos en Venezuela.

Afirman que hubo resultados de la OACNUDH y se debe apoyar, pero señalan que el proyecto de cooperación es insuficiente ante gravedad de la situación en Venezuela, por lo que se abstuvieron de votar.

Por su parte, para Marino Alvarado, coordinador de investigación y difusión de la ong PROVEA, de esta decisión se desprende un primer análisis.

Se ratifica la presencia de un equipo de trabajo de la Oficina de Michelle Bachelet en Venezuela manteniendo cooperación técnica con el gobierno de Maduro. Ello es muy positivo.

La votación es una derrota para el gobierno. Refleja cada vez menos apoyo en el Consejo de Derechos Humanos.

Destaca que Argentina haya rectificado con respecto a su posición en la OEA y no haya votado apoyando. Además el argumento expresado ratifica la gravedad de la situación de derechos humanos en Venezuela.

En la sesión de este martes 6 de octubre del Consejo de Derechos Humanos de la ONU los países miembros también discutirán si renuevan o no el mandato de la Misión independiente de determinación de los hechos en Venezuela, cuyo primer año culminó en el mes de septiembre.

Fe y Alegría Noticias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s